Acceso Centros Añade tu centro gratis

Los cinco pasos hacia la autorrealización

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

No es un fin sino un camino arduo, es decir un proceso de crecimiento consciente y voluntario que no debe cesar hasta lograr las aspiraciones máximas para nuestra vida.

30 DIC 2019 · Lectura: min.
Los cinco pasos hacia la autorrealización

La psicología humanista nos deja la Teoría de la Autorrealización, desarrollada por el Psicólogo estadounidense Abraham Maslow a mediados de siglo pasado.

La idea fundamental de esta corriente de pensamiento, es que cada uno de nosotros encierra en sí mismo un potencial, que, de ser desarrollado en su máximo nivel, puede llevarnos a la felicidad.

Sin embargo resalta que no es un fin sino un camino arduo, es decir un proceso de crecimiento consciente y voluntario que no debe cesar hasta lograr las aspiraciones máximas para nuestra vida.

A la inversa, aquellos que sabotean este proceso, o no lo alimentan, se verán inevitablemente frustrados.

Disciplina, esperanza y determinación

Estos son los tres pilares que sostienen la autorrealización una vez decididos a dar los pasos hacia lograrla. ¿Por qué estos pilares? Porque ellos dependen únicamente de nosotros mismos. Pueden obligarnos a realizar una tarea; pero nadie puede inyectarnos la disciplina para llevarla a cabo, o hacernos sentir esperanza hacia lo que no creemos. De la misma manera, la determinación personal es una herramienta poderosa que solo reside en la propia voluntad.

Y esto debe ser así porque la autorrealización no puede imponerse, ella ya existe y solo necesita del valor de dejarla crecer y desarrollarse, ya que es la misma esencia de nuestro organismo.

¿Cómo llegar a la autorrealización?

No es un camino sencillo, y consta de escalones que debemos ascender, niveles que Abraham Maslow define en cinco pasos específicos. Estos fueron plasmados en su Pirámide de Maslow o Pirámide de las necesidades humanas, creada en la década del 50 del SXX. Sus escalones representan las diferentes necesidades básicas del ser humano ordenadas de manera jerárquica.

  1. Desarrollo básico.  Son las necesidades humanas más urgentes, que incluyen el alimento, la salud, una vivienda digna donde descansar, reproducirnos y gozar. Si pensamos en la cantidad de personas que no tienen garantizados estos derechos mínimos, podemos entender los altos niveles de frustración social, ya que un gran porcentaje de la población no puede pasar del primer escalón hacia la autorrealización.
  2. Seguridad. Se relaciona con la vida en sociedad y las herramientas para ello como son el trabajo, la integridad física cuando salimos a la calle, una vivienda propia donde desarrollar las relaciones íntimas, y la posibilidad de formar una familia y tener hijos. Este nivel puede producirse solo si el primero se encuentra satisfecho. Y aún así habiendo llegado hasta acá, sabemos de un gran número de personas que teniendo cubiertas sus necesidades biológicas, no logran conseguir y/o mantener un trabajo digno para sostener un hogar felizmente constituido.
  3. Afiliación. Son las relaciones sociales que mantenemos desde lo emocional y afectivo como las amistades, los círculos sociales y laborales que nos permiten integrarnos en la sociedad.
  4. Reconocimiento social. Está íntimamente ligado al desarrollo de la autoestima, que es la autopercepción que se construye a partir del reconocimiento, la confianza o el respeto que nos brindan las personas que nos rodean. El nivel de éxito o frustración en nuestras actividades cotidianas o proyectos de vida, aumentan o disminuyen nuestra autoestima personal.
  5. Autorrealización. Es el escalón más alto de la pirámide y tiene que ver con el desarrollo de la creatividad personal. Ya libres de las preocupaciones de las necesidades básicas anteriores, y en un entorno de bienestar podemos dedicarnos conscientemente a dejar volar todo el potencial que llevamos dentro para la creación humana y social.

La creatividad no es solo para los artistas

El quinto escalón de la autorrealización que nos habla de la creatividad nos invita a pensar más allá de la idea social que se construye alrededor de este potencial: se crea un libro, una canción; pero también se crea un espacio educativo liberador o la esperanza en los últimos minutos de vida de un enfermo en un hospital.

¿Qué queremos decir con esto? Que una enfermera puede autorrealizarse en su trabajo cotidiano, una maestra de matemáticas, lo mismo que una escritora o un músico. La clave consiste en luchar por hacernos un lugar y asumirnos como un seres integrales y felices más allá de las imposiciones del trabajo y de las presiones que existen en nuestras sociedades eternamente desiguales. Hacer el bien para nosotros pero también hacerlo a otros que lo necesitan y a quienes necesitamos como seres sociales.

Escuchar, reconocer y focalizar

La autorrealización se logra cuando nos encontramos a gusto con nosotros y con lo que hacemos, porque hemos escuchado en nuestro interior aquello que pugna por ser y nos hemos focalizado en ir por ello. Este proceso puede durar años, incluso llevarnos la vida, lo importante es darle forma y atención consciente cada día. Pensar cómo sumamos un grano de arena a nuestro gran proyecto personal.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autorrealización