Acceso Centros Añade tu centro gratis

Heridas emocionales que adquirimos en la infancia y perduran hasta la vida adulta

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Papás, no olviden que los niños siempre guardarán en su memoria aquello que le trae gratos recuerdos, así como aquellas experiencias que les han ocasionado daños

30 ABR 2018 · Lectura: min.
Heridas emocionales que adquirimos en la infancia y perduran hasta la vida adulta

En sí, son siete heridas emocionales que nos acompañaran hasta la edad adulta. Aquellas heridas que presentamos en la niñez las llevamos cargando hasta llegar a la edad adulta.

Si queremos ser felices, encontrar nuestro propio bienestar, es necesario desintoxicarnos de aquellas emociones negativas que nos han marcado desde nuestra infancia y que hasta ahora nos acompañan, es necesario comenzar a sanar desde nuestro interior.

¿Cómo afectan las heridas emocionales que se viven en la niñez?

Las heridas emocionales o también conocidos como trauma en la niñez, queramos o no, forman parte de nuestras emociones y éstas nos acompañan cuando llegamos a ser adultos. Estas heridas que nos han marcado desde nuestra niñez dejarán secuelas en nuestra vida y nos impedirá que nuestra esencia brille.

Es importante que los papás tomen real conciencia de esto; es necesario que aprendan a controlar y analizar las acciones que presentan con sus hijos y en el ambiente familiar. Asimismo, no olvidemos que los pequeños parecen esponjas que absorben todo lo que escuchan y lo que observan, por ello aquí la importancia de no olvidar que los niños aprenden más de lo que observan en sus padres que lo que escuchan.

Asimismo, los hijos no son máquinas programadas, su día día está lleno de momentos inciertos, por ello es necesario desarrollar habilidades y un estilo parental para demostrarles cómo se pueden superar cada uno de los obstáculos que se presentan en la vida.

Como seres humanos, los papás también cometen errores, tampoco vienen con manual: no son perfectos. Para ayudarte hacer un buen padre, es importante que pongas en acción tu habilidad de observar, de mejorar y de cambiar, a fin de que tú aprendas a identificar aquellos traumas emocionales en los niños. Compartiremos cuáles son las principales y cómo puedes prevenir.

01. Tienen miedo al abandono

Ésta es sin duda una de las heridas emocionales que presentan los niños, cuando los padres no pueden o no quieren responder ante los miedos que el pequeño presente.

Estos niños se caracterizan por ser criados por terceros o por ser abandonados durante largos periodos de tiempo; también los niños cuyos padres no cumplen adecuadamente con sus responsabilidades, con las exigencias de compañía y atención que los niños requieren.

Cuando un niño sufre abandono es común que en la edad adulta refleje inseguridad y desarrollen dependencia emocional, puesto que presentan miedo intenso a ser nuevamente abandonados.

02. Violencia intrafamiliar

Este tipo de violencia genera caos interior en la persona.

A menudo los papás recurren a la violencia a fin de que sus hijos aprendan ciertas enseñanzas, sin embargo, especialistas aseguran que no es el mejor método.

Si el niño crece en un ambiente donde hay violencia, ten por seguro que al llegar adulto resolverá sus problemas con violencia. Es común que los adultos que han crecido en este ambiente presenten ataques de ira y decidan resolver sus problemas guiándose por "la ley del más fuerte".

Lo peor en este contexto es que, estos traumas emocionales en la infancia llevaran a la persona a ser un marido agresivo, maltratador u esposa violenta.

El rechazo genera una vida de desolación en los niños que lo han sufrido. Aunque parezca increíble, existen padres que rechazan a sus hijos sin importar los motivos: siempre habrá inconformidad de los padres hacia los hijos. Si los papás continuamente rechazan a sus hijos, es seguro que éstos vivan en un proceso de auto rechazo. Este trauma infantil se refleja cuando los adultos jamás se van a sentir satisfechos por lo que hace o lo que hagan para ellos, será insuficiente en diferentes ámbitos: de estudio, trabajo, relaciones; estas personas se convierten en seres aislados y solitarios.

04. La injusticia

Desde pequeños somos seres capaces de identificar situaciones justa o injustas. Este panorama lo viven a menudo los niños que tiene varios hermanos.

Cuando hay favoritismo de los padres a un solo hijo y se deja en segundo término a los demás, éstos al crecer creerán que no son merecedores de la atención.

Cuando un adulto sufrió esta trauma emocional es una persona insegura y presenta una visión pesimista de la vida. También será difícil poder confiar en las demás personas; sus relaciones serán nulas o inseguras. Ellos creen que todas las personas los van a tratar mal.

05. La traición

Este tipo de presión se refleja cuando los niños se les mencionan promesas y no se les cumplen. Para los niños esta situación es una de las más aterradoras

Por ejemplo, esta situación la vemos cuando los padres a fin de que sus hijos tengan buen comportamiento les prometen una serie de actividades o un premio.

Los papás a fin de controlar sus hijos se convierten en seres que prometen infinidad de cosas, pero no las cumplen. Prometer y no cumplir para los niños representa una herida que los marca a nivel emocional, esto les hace pensar que no se puede confiar en las demás personas; al llegar a la edad adulta, serán personas miedosas, celópatas e inseguras.

06. La humillación

Si un niño crece en un ambiente donde se le ha humillado, presentará un espíritu dolido.

Este fenómeno lamentablemente es más común de lo que crees, a menudo vemos como los niños sufren bullying, el cual consiste en burlas, rechazo y humillaciones; lo peor es que el bullying no sólo se vive en las escuelas, sino en la propia familia: en casa.

Estos pequeños seres crecerán con depresión y baja autoestima. Si meditas un poco, recordarás alguna situación humillante de tu infancia.

Es importante que como adultos comprendamos la gravedad de este problema y las secuelas que puede dejar en la vida de los niños y cómo afecta al llegar a la edad adulta.

07. Miedo a lo desconocido

shutterstock-259496291.jpg

Como niños, siempre presentamos temores, más aún si están frente algo desconocido. Los papás cometen el error de hacer que sus hijos enfrenten sus temores, lo subestiman e incluso llegan a decirles que son cobardes.

Los niños como pequeños seres, requieren ser criados con responsabilidad y paciencia, de nada servirá forzar con violencia. Estos niños a futuro serán personas inseguras, personas con miedo al cambio y seres indiferentes.

Papás, no olviden que los niños siempre guardarán en su memoria aquello que le trae gratos recuerdos, así como aquellas experiencias que le han ocasionado daños… Es decir, la memoria de la infancia marca el resto de la vida del individuo.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Revisado: Paola Pueblita

Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Alexis Jorge Ayala R.

    Felicidades por el artículo, es material de mucha ayuda para actualizar a los futuros y actuales padtes... gracias.

últimos artículos sobre psicología educativa