Conoce la diferencia entre el amor y el apego

¿Amas o te preocupas por la gente que te rodea? ¿Sabes la diferencia y lo que implica cada sentimiento?

10 MAR 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Conoce la diferencia entre el amor y el apego

¿Cuál es su concepción del amor? ¿Involucra el apego? Espontáneamente, hay una obvia tendencia a responder que sí, porque el apego es la base de cualquier relación, ya sea amistosa, familiar o amorosa. Y aún así, cuando es tóxico, el apego genera sufrimiento en la pareja.

Toda relación comienza con un apego, es este sentimiento el que nos permitirá construir una historia con el otro. Pero a menudo tendemos a confundir el apego con el amor. Sin embargo, una relación de pareja equilibrada debe basarse en el amor, y no sólo en el apego, que es mucho más inestable, frágil y desestructurado.

A veces, al principio de una relación, nos apegamos a la otra persona demasiado rápido y la relación no va según lo planeado. Aprender a diferenciar entre el apego y el amor ayuda a comprender los mecanismos que se ponen en marcha, los que son necesarios y los que se pueden evitar.

Uno puede preguntarse cuál es el punto de distinguir entre ellos. Pero, por ejemplo, ¿realmente quieres comprometerte en proyectos a largo plazo, como el matrimonio o la formación de una familia, con una persona por la que sientes sólo apego y no amor? Si una relación sale mal, saber si sientes apego o amor es también una clave para el futuro.

apego psico.mx

¿Cómo puedes diferenciar entre el amor y el apego?

Aunque pueden confundirse, son dos sentimientos distintos:

El apego está antes que el amor: es bastante obvio. Cuando empezamos una relación, a menudo sentimos algo muy fuerte por la otra persona desde el principio. Y aún así, ¿podemos llamar a eso amor? El amor requiere muchas cosas: tiempo, conocer a la otra persona, haber experimentado momentos fuertes juntos. El apego es una cierta sujeción del otro, uno tiene miedo de perderlo, uno a menudo tiene grandes expectativas del comportamiento del otro, las frustraciones y decepciones surgen de esto.

El apego no es el cemento de la pareja: si confundimos el apego con el amor, podemos pensar que el apego protege la relación de todos los problemas. Sin embargo, es el amor lo que le permitirá hacer esfuerzos y compromisos para que la relación funcione, no el apego. También es el amor que les permitirá comprometerse con planes a largo plazo como pareja.

El apego como seguridad: El apego es una forma de hacernos sentir seguros a largo plazo pero no tiene nada que ver con el amor. El apego puede convertirse rápidamente en una posesión. Para entender esto, podemos tomar el ejemplo de una relación inicial. Si todo va bien y te sientes bien con esta persona, te sentirás frustrado si no la vuelves a ver durante varios días, y tu entusiasmo puede disminuir si dura demasiado tiempo. Al contrario, sentirás una profunda sensación de pérdida si la persona que amas está ausente.

El amor trae respeto, simplicidad y naturalidad. No hay más fachada, nos ayudamos a crecer, no hay espacio para el control. La felicidad del otro es importante, sin olvidar la propia, que es una base primordial a respetar. Cada uno ayuda al otro a transformar sus dificultades en un trampolín para el bienestar. La escucha y la empatía están necesariamente presentes.

El amor es evolutivo y más duradero. Los socios nutren la relación y la cuidan. Favorece la aparición del corazón y el bienestar del niño. Este sentimiento se basa en rasgos de personalidad compartidos, no en la atracción física.

El amor calma, promueve la plenitud y la autocomprensión. Uno disminuye su egocentrismo, no hay cuestión de guerra de ego o resentimiento, nos hablamos libremente, nos apoyamos y amamos profundamente porque estamos bien juntos. Ambas personas se sienten responsables de esta felicidad y no la esperan del otro. Nos atendemos a nosotros mismos escuchando a la otra persona, y expresamos libremente nuestra sensibilidad y vulnerabilidad sin ser juzgados o denigrados.

El amor es un sentimiento extremadamente poderoso, y las personas que hemos amado siempre guardan un lugar especial en nuestros corazones, nos guste o no.

El apego, también, perdurará y nos hará sufrir, a menudo con un amor idealizado.

¿Es el apego perjudicial?

El apego se puede volver tóxico y representa nuestra propia inseguridad o dependencia emocional.

Una relación basada únicamente en el apego puede ser desequilibrada porque se basa en la dependencia, la manipulación o el control del otro, y puede llegar a ser tóxica. De hecho, es el apego (junto con el miedo a lo desconocido y la soledad) lo que nos hace aferrarnos a las relaciones.

 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

1 Comentarios
  • Beky Ramirez

    Gracias ! Está muy claro si post, me encanta leerlos .

últimos artículos sobre terapia de pareja