Psico.mx
Psico.mx
En Google Play En la App Store

​Abuso de benzodiacepinas

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Las llamadas benzodiacepinas tienen un efecto sedante, y son peligrosas cuando se utilizan en combinación con otro tipo de medicamentos que deprimen el Sistema Nerviosos Central (SNC).

12 feb 2019 · Lectura: min.
​Abuso de benzodiacepinas

Las drogas controladas como las benzodiacepinas, que son prescritas por médicos para combatir la ansiedad y el insomnio, son altamente adictivas pudiendo llegar a ser fatales sobre todo si se combinan con alcohol, y/o algún otro tipo de droga.

Los especialistas recomiendan a consumidores de alcohol y/o drogas o que ya tienen dependencia a este tipo de sustancias, que en el interrogatorio médico realizado por un psiquiatra o profesional de la salud declaren el consumo de sustancias, ya que la combinación de benzodiacepinas con el alcohol y/o drogas puede ser fatal.

En los Estados Unidos el impacto por sobredosis de benzodiacepinas en el 2016 fue de 10,684 muertes, según el Instituto Nacional Sobre Abuso de Drogas.

Las llamadas benzodiacepinas tienen un efecto sedante, y son peligrosas cuando se utilizan en combinación con otro tipo de medicamentos que deprimen el Sistema Nervioso Central (SNC), como opiáceos y el alcohol.

Es común en la personalidad dependiente de sustancias, negar ser alcohólicas-adictas encubriendo su adicción al especialista. Incluso asisten al médico, con el propósito de que les sean prescrito y recetado los fármacos, con el desconocimiento de llegar a tener una sobredosis.

La psiquiatra especialista en adicciones, Dra. Anna Lembke refiere que tanto benzodiacepinas como opioides suelen recetarse en conjunto contribuyendo al 75 por ciento de las muertes por sobredosis.

A pesar del número de muertes por este motivo y a pesar de las recomendaciones realizadas por los especialistas, se siguen consumiendo.

shutterstock-1018714309.jpg

Las benzodiacepinas son seguras en la medida que se utilicen solamente con la restricción y bajo la prescripción médica, ya que al hacer abuso de estos fármacos genera tolerancia en el organismo perdiendo sus efectos para el alivio de los síntomas, y una persona va a requerir cada vez de más dosis para obtener los mismos resultados que al inicio generando dependencia física y psicológica, para luego no poder dejarlos, ya que al desarrollar dependencia tanto física como psicológica la persona ya dependiente al fármaco no podrá abandonarlos, ya que presentará un cuadro caracterizado de molestias tanto físicas como dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza. Insomnio, problemas gastrointestinales, entre otros y psicológicamente sentirá angustia, ansiedad, depresión, se hará intolerante e irritable volviéndose agresivo e inseguro, con delirios de celotipia y alucinaciones; tanto de tipo visual (ver animales o personas que no existen), como auditivas (pensando que le hablan), etc.

Desafortunadamente las personas al saber que las prescribe un médico, piensan que no son dañinas, ya que son recetadas por el médico.

Se sabe que la mayoría de las personas a las que han sido recetados fármacos por médicos no llevan a cabo las recomendaciones habiendo abusos y hasta adquirirlas sin receta médica o no llevar a cabo la prescripción médica utilizándolos a su antojo indiscriminadamente.

Escrito por

Psic. Gilberto Espino G.

Deja tu comentario