5 tácticas para mejorar tu autoestima

Todos en algún momento dudamos de nuestras capacidades o cualidades, pero si esto es permanente y afecta tu bienestar, es posible que tengas baja autoestima y debes ponerte manos a la obra.

17 JUL 2019 · Última modificación: 16 SEP 2019 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

5 tácticas para mejorar tu autoestima

Tu autoestima impacta todos los aspectos de tu vida: desde tus relaciones familiares y afectivas, hasta tu vida académica o laboral. La visión que tienes de ti misma/o, de tus cualidades, defectos y capacidades, determina la actitud que tomas frente a los problemas y situaciones complejas de la vida. 

Una baja autoestima puede ser producto de una infancia marcada por mensajes negativos y/o agresiones. Frases tan elocuentes como "no vales para nada”, “nunca haces nada bien” o "tu hermano hace esto mejor que tú", pueden moldear una baja autoestima que permanece hasta la vida adulta. También cuando se asocia la valía de una persona a su aspecto físico o a sus forma de hacer las cosas, estamos afectando la autoestima de esa persona y haciéndole creer que su bienestar depende de agentes externos y no de sí misma. 

La buena noticia es que hay cambios prácticos que permiten mejorar la autoestima. Son detalles significativos para la vida cotidiana, que mejoran la percepción de nosotros mismos y nos permiten avanzar positivamente. 

1. Sustituir pensamientos negativos por positivos

Esto ya lo has oído millones de veces y te suena a discurso vacío, pero en realidad tiene varios componentes concretos:

  • Factores desencadenantes: primero debes identificar las personas, lugares o situaciones que promueven pensamientos negativos en ti. Puede ser tu mamá, cada vez que le cuentas algún proyecto; puede ser la oficina, donde todo el mundo se queja... Está claro que no puedes salir huyendo o cambiar a los demás, pero sí puedes cambiar la forma en que reaccionas frente a esas situaciones o personas. Actúa de forma completamente diferente a lo que has hecho hasta ahora y verás cómo tú misma/o vas transformando el pensamiento negativo ("todo me saldrá mal") por positivo ("haré todo lo posible porque salga bien").
  • Tu diálogo interno. Cada día tomamos decisiones y en ese proceso hay una serie de mensajes que nos enviamos a nosotros mismos. ¿Cuál es la tendencia en tu diálogo interno? ¿Predomina el miedo? ¿Este miedo es por cosas imaginarias que aún no suceden o por hechos reales y objetivos? ¿Te autosaboteas? Analízate y encontrarás respuestas sobre los mensajes que te envías a diario. Irlos modificando depende exclusivamente de ti, pero es muy importante identificar la forma en que te hablas a ti misma/o.
  • Desafía tu pensamiento. Tal como venimos hablando, ese autonálisis te permitirá llegar a conclusiones: si te das cuenta que siempre tiendes a subestimarte y encontrar el lado negativo de tu personalidad o de tus acciones, tienes que hacer un esfuerzo por introducir nuevos pensamientos a tu diálogo interno. Algunas frases de 'batalla' pueden ser: "sé que soy capaz"; "me gusta hacer esto y lo hago bien"; "estudié mucho y estoy lista/o"; "es difícil pero no imposible"; "me encanta cómo se me ve esta ropa"; "sé que habrá problemas pero estoy preparada/o", etc. Aprender a concentrarse en lo positivo y echarnos porras a nosotros mismos es como fortalecer un músculo. El cerebro puede ejercitarse para desarrollar la capacidad de pensamiento positivo, perdonarse cuando cometes errores y recompensarte cuando cumples un objetivo.

2. Haz tu propio inventario

Una persona con baja autoestima duda de sí misma, así que la manera más gráfica de darse certezas es escribir a consciencia sus cualidades/fortalezas y defectos/habilidades. Si tu listado de debilidades es más largo que el de fortalezas, puede ser una señal de que eres muy exigente contigo misma/o. Pregunta a los amigos y familiares más cercanos cómo te ven y te sorprenderás de la cantidade de fortalezas, talentos, habilidades y cualidades que tienes. Además, no creas que el autonocimiento es algo limitado. Continuamente estamos aprendiendo sobre nosotros mismos. 

3. Aplaude tus propios logros

Con frecuencia, las personas con baja autoestima consideran que sus éxitos son producto del azar o de la buena suerte. No. Esta es una forma de autosabotaje. ¿Qué tiene de malo reconocer que hiciste un gran esfuerzo y que gracias a tu talento, lograste un buen resultado? Prémiate, felicítate, quiérete. No tienes que ir por ahí alardeando. Una persona con alta autoestima no es necesariamente arrogante, sino que confía en sus habilidades y reconoce sus propios éxitos. 

4. Deja ya de compararte con los demás

Siempre habrá personas mejores y peores que tú en algún aspecto de la vida; así que relájate y concéntrate en ti misma/o. Si te afecta estar viendo las redes sociales porque crees que todo el mundo vive mejor que tú, desintóxicate y déjalas por un buen tiempo. Ten en cuenta que la mayoría de la gente comparte lo más positivo de su vida, pero eso no quiere decir que no tengan problemas o malos momentos. 

5. Cuídate

Tu salud física y mental son muy importantes y en la medida en que te ames a ti misma/o eres capaz de amar a otras personas. Escucha a tu cuerpo: come saludable, descansa, dedícate tiempo y cuida tu apariencia. En este último punto es importante que te sientas a gusto contigo misma/o y no que intentes imitar a toda costa a alguien que admiras. ¿Qué es lo que te hace sentir bien? Céntrate en esto. Sé amable contigo misma/o y siéntete orgullosa/o de tus logros. Así podrás ir mejorando en autocuidado.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 4
  • Milli Alvarez

    Nunca es tarde para realizar cambios en nuestra vida y aprender de nuestros errores; pero sobre todo amarnos a nosotras mismas.

  • julio cesar X toledo

    Apenas a mis casi 44 años y después de un matrimonio fallido creo que debo empezar con mi auto ayuda mi estima esta muy baja y la verdad no se por donde empezar.

  • Benito Rodriguez Perez

    Esta increible, aveces no somos consientes de el dialogo con nosotros mismos. Benito.

  • Mari Munguía

    Justo cuando lo necesitaba, gracias por el artículo.

últimos artículos sobre autoestima