¡Trabajo en equipo! ¿Equipo?

Últimamente hemos sido testigos de cómo el trabajo en las empresas, escuelas y demás es difícil de lograr, siempre hay alguien que trabaja más y alguien que no hace nada.

12 NOV 2013 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¡Trabajo en equipo! ¿Equipo?

Pero la culpa no es de esa persona, es de los demás e incluso tú llevas parte de la responsabilidad, quizás no supiste darle las instrucciones claras para que realizara el trabajo que le correspondía.

Entonces, ¿qué es lo que se puede hacer? Antes, durante y después del trabajo en equipo es importante tener clara la “organización"; y no nos referimos precisamente a la institución en donde trabajamos sino más bien determinar quién es el mejor candidato para realizar cada parte del proyecto.

Antes

1. Al elegir a los participantes de tu equipo (si se puede escoger antes) buscar que tengan al menos un interés en común para que la convivencia sea más sana.

2. Conocer las habilidades de cada miembro del equipo, para ubicar a cada integrante en el área que se siente mejor, y así se obtendrán mejores resultados para todo el equipo (un análisis FODA personal es de mucha utilidad).

3. Elegir el proyecto (si se puede elegir) con sumo cuidado, en el sentido de que deben de estar convencidos de hacerlo y que la experiencia que tiene cada integrante va a aportar un toque a el proyecto para enriquecerlo.

4. Fijar el tiempo y espacio en donde se llevará a cabo el proyecto (en caso de ser posible aplazar otros proyectos a partir de priorizar). Si se trazan bien las fechas de entrega, se logrará no solo un buen proyecto sino uno de calidad; y un ambiente agradable de trabajo. Al igual que si se define el lugar en donde se generarán ideas, que debe ser neutral y tener los recursos a la mano para concentrarse en el proyecto sin distracciones.

5. Elegir al líder del proyecto que tenga la visión y el tacto para dirigir y coordinar al equipo. Quizás no debe ser el que más tiempo lleva en la empresa o el de mayor jerarquía. El líder debe ser aquel que conoce bien a los integrantes y que puede lograr la empatía perfecta, para que cada integrante aporte lo mejor de sí y que al mismo tiempo exija compromiso en beneficio del proyecto.

6. Escuchar las ideas de cada miembro del equipo pues todos son parte de, tienen voz y voto. No importan los títulos ni el puesto, se deben respetar los puntos de vista y reconocer que habrá ocasiones en las que los demás miembros del equipo nos aportan una perspectiva completamente diferente que nos den un plus a la hora de presentar el trabajo final (lluvia de ideas).

Durante

1. Conociendo las habilidades, fortalezas y debilidades de cada miembro del equipo las ubicamos en el área que más beneficien al proyecto.

2. Debemos respetar los tiempos para realizar el proyecto, seguir un cronograma con las actividades a realizar.

3. Detallar la función que va a tener cada miembro del equipo y el tiempo que tiene para entregar cada avance.

4. Determinar juntas periódicas para ver el avance de cada miembro y con ello resolver posibles desacuerdos que pudieran presentarse.

5. El líder del proyecto debe propiciar el intercambio de referencias con el fin de enriquecer el proyecto y guiar de manera correcta el camino del trabajo. Realizar a lo largo del tiempo asignado presentaciones preliminares del proyecto, con el fin de revisar los avances e integrar notas que el líder del proyecto pueda hacer llegar al miembro del equipo que considere para guiar el proyecto hacia un buen término.

Después

1. Revisar la penúltima versión en equipo reconociendo la participación de cada miembro.

2. Determinar los cambios si es que hay que realizar y asignar nuevas funciones en la revisión.

3. El líder se encarga de hacer las últimas modificaciones y de entregar el trabajo final en tiempo a cada miembro del equipo.

4. Presentación del Proyecto, si lo pueden presentar todos los integrantes adelante, pero todos participan; de lo contrario solo se selecciona a uno o algunos de los integrantes del proyecto pero siempre reconociendo a todo el equipo.

Se lee sencillo pero es un trabajo que requiere de práctica, organización y compromiso, pues si un miembro del equipo falla retrasa el avance de todo el equipo, si es detectado a tiempo se pueden realizar cambios y evitar el menor de los riesgos. Recuerda que el trabajo en equipo más que una dificultad es un apoyo para integrar ideas y que el producto que entreguen no solo cubra, sino que rebase las expectativas del profesor, jefe o cliente al que se va a entregar. No hay que dejar los trabajos para después, hay que diseñar, coordinar e integrar con anticipación. Además se debe tener muy en claro que un trabajo en equipo no tiene que ser a tu estilo; todos son responsables del triunfo como del tropiezo e igualmente de todos es la responsabilidad de levantarse.

"Todo trabajo requiere perseverancia y constancia."

PUBLICIDAD

Escrito por

Psic. Miguel Angel Manzo Lobato

Ver perfil
Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre actualidad