​Terapia de pareja, ¿para qué la necesitamos?

Diferencia de caracteres, querer lograr cambios en tu pareja, evasión de responsabilidades, son unos de los principales conflictos que provocan acudir por terapia de pareja.

26 SEP 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

​Terapia de pareja, ¿para qué la necesitamos?

Llevar la misma rutina día a día, tener diferencias, no tener confianza en la pareja, tratar de cambiar las cosas que disgustan de tu esposo (a), novio (a), no es tarea sencilla. Afortunadamente existe la terapia de pareja, la cual consiste en tratar todos aquellos conflictos que se viven y traen como consecuencia una separación.

La terapia de pareja consiste en tratar problemas que se viven dentro de una relación amorosa.

¿Para qué la terapia de pareja?

¿Sabes por qué se recurre a ella? porque una parte o ambas partes de la pareja necesitan resolver sus conflictos y sacar a delante su relación (matrimonio, noviazgo). Los problemas más comunes a tratar se encuentran relacionados al campo sexual, conflictos, celos, inseguridad, infidelidad, incompatibilidad de caracteres, etc.

Cuando decides acudir a terapia de pareja estarás dando el primer paso para salvar tu relación; a demás, si tu pareja pone de su parte, ten por seguro que tu relación se salvará en la mayoría de los casos.

La terapia de pareja te ayudará a entender tu relación y a saber cómo debes manejarla (comunicación, entendimiento, conexión emocional, fortalecer vínculos).

La terapia de pareja es funcional. Aunque, tendrá algunos obstáculos si tú has tardado en tomarla. Otro obstáculo común, es cuando tienes ideas erróneas de ésta.

Problemas más comunes para acudir a terapia de pareja

Buscar cambios en tu pareja

La mayoría de las parejas va en busca de la terapia porque quiere cambios por parte de su pareja (en su comportamiento). Por ejemplo, los cambios más comunes que se buscan son todo lo referente a lo económico, horarios, etc. Es decir, se busca que el psicólogo cambie esos hábitos en su pareja.

El ejemplo anterior es un error muy frecuente, se acude a terapia por intereses personales y se pierde el sentido de ésta –cambios para mejorar la relación-. No toda la culpa recaerá sobre una persona; por lo general se necesita cambiar percepciones y conductas. Así también, para originar cambios, ambas partes deben examinarse, conocer sus patrones de conducta con el problema que les aqueja y también deben saber y conocer qué papel desempeñan dentro de su relación.

shutterstock-399188587.jpg

No reconocer tu responsabilidad

Este es otro problema más que provoca acudir a terapia de pareja. Esto se presenta con frases como "Es tu culpa" "Tú me orillaste a hacerlo".

La terapia de pareja busca que ambas partes acepten y reconozcan sus errores, que analicen cómo contribuyen a sus discusiones y problemáticas. Se enfoca a trabajar el cambio de su comportamiento.

No hay una ley que dicte que tú debes contarle todo a tu pareja, pero, ¿Sabes algo? Es necesario que no guardes secretos cuando éstos pueden afectar tu relación. Por tanto, analiza qué tan serio es el secreto y qué tanto puede afectar cuando éste salga a la luz. Además, cuando tu pareja descubra lo que le has ocultado, puede poner en desequilibrio la confianza que tenga en ti.

La terapia de pareja también se encuentra diseñada para brindarte toda la ayuda que necesites, incluyendo en el tema de cómo confesar un secreto a tu pareja sin que él se moleste y sin que más adelante aparezcan problemas.

No cumplir lo acordado

Aquí hacemos referencia a los cambios que tú o tu pareja hay acordado realizar dentro de su relación. Por ejemplo, anteriormente tú y tu pareja hablaron de cambiar y poner de su parte para que la relación saliera adelante; lo hablaron, lo acordaron y lo aceptaron, pero a la fecha de hoy todo quedó en el olvido.

Dentro de la terapia de pareja se te aconsejará a que ambas partes se tengan paciencia y trabajen en equipo, que ambas partes realicen un esfuerzo. Por ejemplo, en caso de las discusiones, la terapia lo que hace es que ambos sepan identificar el momento en que su conversación se está saliendo de control. Algunos consejos como: tomarse un tiempo fuera, relajarse, calmarse son muy comunes en todo tipo de conflicto; cuando ello haya sucedido, cuando la calma reine, tú y tu pareja sabrán dialogar y acordarán si retomar o no la conversación.

Conflicto de intereses

Este es uno de los conflictos que más afectan a las parejas y que por tanto orillan a ir por terapia de pareja.

Estos conflictos se desencadenad por problemas familiares, laborales, enfermedades, inestabilidad y finanzas. Cuando hay diferencias de opiniones o bien, incompatibilidad de carácter.

Otros problemas

Otros problemas comunes, pero no por ello menos importantes, son las diferencias sociales, culturales, llevar una relación cansada, la existencia de una tercera persona, celopatía, incompatibilidad de caracteres.

¿Cuándo se debe acudir a terapia de pareja?

La respuesta en sí está en cada una de las parejas, pero en especial se recurre a ella cuando no pueden controlar sus conflictos o bien, no saben cómo afrontarlos y ello repercute en la pérdida de felicidad; es decir, la llama de la felicidad se está apagando.

Como recomendación, si en tu relación o matrimonio tú y tu pareja pasan por conflictos, no los ignoren y no confíen en que el tiempo lo acomodará todo. Entre más pronto acudas a terapia será mejor para ti y tu pareja. En ocasiones pasa que la terapia de pareja se considera como la última opción para rescatar tu relación, pero esto es uno de los errores más frecuentes y que a muchos les provoca la separación o el divorcio.

PUBLICIDAD

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapia de pareja