¿Por qué se acaba el amor?

La sorpresiva ruptura del matrimonio de Angelina Jolie con Brad Pitt ha sorprendido a propios y extraños y nos ha hecho preguntarnos ¿por qué se acaba el amor en las parejas?

21 SEP 2016 · Lectura: min.
¿Por qué se acaba el amor?

El día de ayer por la tarde el mundo de la farándula nos tenía una sorpresa reservada, el matrimonio entre los actores Angelina Jolie y Brad Pitt llegaba a su fin después de doce años de duración y seis hijos en común.

Jolie y Pitt quienes empezaron su romance durante el rodaje de la película Mr & Mrs Smith (Doug Liman, Estados Unidos, 2005), parecían ser un modelo de estabilidad y solidez respecto a los matrimonios hollywoodienses, que, en muchos de los casos, caducan demasiado pronto. Parecía que su unión era irrompible, bueno, eso hasta ayer cuando el portavoz de la actriz anunció a la prensa que Jolie le había solicitado el divorcio a Brad alegando diferencias irreconciliables.

Asombrados por la noticia, nos hemos puesto a pensar las razones por las que se acaba el amor entre las parejas estables, ¿costumbre? ¿Aburrimiento? ¿Infidelidad? Podríamos enumerar miles de motivos que pueden generar una ruptura pero según los expertos existen argumentos que podrían explicarnos este fenómeno.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Western en Canadá, existen tres razones fundamentales que pueden poner fin al amor a una pareja: en el caso del hombre, que sea descuidado con su higiene personal (olor, afeitado), que no tenga la suficiente iniciativa para hacer cosas en pareja por pereza, o bien que sea inestable en cuanto a finanzas se refiere.

Por otro lado, en el caso de las mujeres, las razones por las que se acaba el amor son: que no posea sentido del humor, es decir, que se queje por todo, que todo le parezca mal o que le moleste todo lo que se le diga; que desconfíe de forma continua en su pareja y, por último, porque se le termine la pasión íntima por su marido/novio.

No sabemos si estas causas orillaron a la pareja Jolie-Pitt a dar por terminada su bonita relación, lo cierto es que ni las parejas famosas están exentas de los problemas de pareja más mundanos que le pueden pasar a cualquiera.

La segunda hipótesis que tenemos sobre la ruptura de relaciones es la de la psicóloga de parejas Sara Rasero, quien comenta que, curiosamente, muchas parejas dan por finalizado todo vínculo en el mes de septiembre. Esto se debe a que después del verano nos encontramos con uno y mil pendientes que hacer, con que extrañamos la playa y las vacaciones, en concreto, nos enfrentamos con la vuelta a la vida real y como nos encontramos vulnerables pues, en el caso de que la pareja no sea muy estable, empezamos a notar defectos a la persona que está a nuestro lado y terminamos con ella.

Por último, el investigador José Luis Sangrador, comenta que existen dos tipos de relaciones, una es la de amor-afecto. Este tipo de uniones suelen durar mucho tiempo porque el afecto es difícil que se termine, además que a éste lo acompañan cualidades inherentes como la comprensión, la solidaridad, la empatía o el cariño que suelen ser emociones más sólidas. A diferencia del amor-pasión. De este tipo de idilios, aunque son más intensos en un principio, al poco tiempo se diluyen porque no estamos hablando de sentimiento, sino de emociones momentáneas. En este caso, generalmente uno de los dos miembros de la pareja considera en continuar, pero al otro, cuya emoción fue pasajera, no lo ve de la misma forma. Es cuando el primero deposita todas sus fantasías en el otro y, finalmente, aunque resulta doloroso, se termina.

Si una pareja considera que su relación se va deteriorando con el tiempo pero no quieren finalizarla, siempre pueden acudir a una terapia de pareja para poder rescatarla. O si deciden terminar, como en el caso de Angelina y Brad, piensen que, con el tiempo, puede haber un nuevo comienzo con otra persona.
psicólogos
Linkedin
Escrito por

Karina Tiznado

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapia de pareja