Acceso Centros Añade tu centro gratis

Pareja: ¿nos damos una segunda oportunidad?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

"A menudo hemos visto salir fuego de un antiguo volcán que creíamos demasiado viejo", dijo Jacques Brel.

19 MAY 2020 · Lectura: min.
Pareja: ¿nos damos una segunda oportunidad?

¿Crees que es posible amarse, comprometerse a una vida juntos y separarse... para luego darse cuenta (a veces incluso años después), que la historia no estaba completamente terminada: elegir entonces comprometerse juntos de nuevo? Tal fue el caso de Elyzabeth Taylor, casada dos veces con Richard Burton. 

Aunque sean una minoría muy pequeña, el número de parejas separadas que eligen darse una nueva oportunidad sigue creciendo.

En un mundo en crisis e inestable, la pareja y la familia se han convertido en un refugio. Parecería que ahora estamos siendo testigos del declive de los modelos individualistas. Según el psiquiatra Gérard Apfeldorfer, "después de casi veinte años de criticar las relaciones duraderas en nombre del culto a la autenticidad de los sentimientos, muchas personas son ahora conscientes del daño causado". El principal reto para la pareja es la duración, hoy en día hay un verdadero resurgimiento del interés en "la pareja que da los medios para durar".

Sin embargo, la vida de una pareja no es un largo y tranquilo río...

Pero no siempre estamos listos para escuchar esto cuando nos comprometemos, tanto que queremos creer en los mitos románticos de las almas gemelas y el verdadero amor... Así que, sí, decidir vivir juntos es ciertamente exponerse a períodos de confusión. Y uno puede estar tentado, cuando se enfrenta a una crisis, de huir, porque en ese momento no hay otra salida. Para Françoise Sand, Consejera de Matrimonio y Familia:

"Tan pronto como hay sufrimiento, la ideología en la que estamos inmersos lleva a los socios, no a perseverar y a cuestionarse a sí mismos, sino a concluir que si no hay felicidad, es porque la elección no fue la correcta. La ruptura se produce en lugar de la crisis matrimonial".

Poco o mucho tiempo después de la separación, puede suceder que de repente te des cuenta del precioso aspecto de la relación que has terminado. Nos damos cuenta de que el amor sigue vivo y estamos tentados de volver a comprometernos y firmar un segundo contrato de arrendamiento.

Pero si elegimos volver a comprometernos juntos:

¿Significa eso que la separación fue un error? No necesariamente. Tal vez la separación fue incluso necesaria. El sufrimiento de la ruptura, el hecho de vivir solo, los encuentros realizados desde la separación te hacen pensar. En cualquier caso, significa que la relación, tal como se construyó, no podía (o ya no podía) funcionar.

¿Podemos volver a unir las piezas y empezar de nuevo después de meses o incluso años de separación?

Esto obviamente requiere que pensemos primero en las razones que nos llevaron a separarnos, pero sobre todo, en las razones que nos hacen querer vivir juntos de nuevo hoy. Requiere discernimiento. Las razones equivocadas podrían ser la nostalgia del pasado o la dificultad de contemplar el futuro solo.

"Pero también hay buenas razones para la reconciliación, como los intereses comunes, por ejemplo" - Gérard Apfeldorfer.

En cualquier caso, cuando uno decide reanudar la convivencia, no es nunca la continuación de la primera historia, sino una nueva partitura que se jugará. Si se desea aumentar la probabilidad de transformar la prueba de la segunda oportunidad, hay que verla como una nueva aventura que comienza y no como la continuación del primer volumen.

Pero no se trata de ignorar el pasado. Todo lo contrario. Si no queremos volver a caer en los mismos escollos, hay que tomar precauciones: empezar por poner toda la luz en el pasado. En efecto, es esencial tratar de entender qué es lo que no funcionó en la primera secuencia hasta el punto de generar la ruptura. De lo contrario, las mismas causas produciendo los mismos efectos, si no se hace este trabajo, se corre el gran riesgo de encontrarse de nuevo con las mismas dificultades en poco tiempo...

Ante este nuevo compromiso, puede ser interesante, después de haber identificado sus respectivas necesidades, establecer un contrato moral en el que cada persona exponga lo que espera de esta nueva relación y lo que ya no quiere, lo que ya no está dispuesto a soportar.

La terapia de pareja puede ayudarte a ver las cosas con más claridad, para que tengas la mejor oportunidad de abordar esta nueva fase de la vida de la mejor manera posible.

Artículo inspirado en psychologue.net por Patricia Cattaneo

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapia de pareja