Orientación vocacional: ¿Ser y hacer?

“No hay felicidad si las cosas en las que creemos sondiferentes de aquéllas que hacemos", Albert Camus.

29 OCT 2013 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Orientación vocacional: ¿Ser y hacer?

En la actualidad elegir una profesión no debe de ser tomado a la ligera. Aquellas personas que trabajan en lo que realmente les agradan y donde se desenvuelven, como se dice, "como pez en el agua" realizan sus actividades mejor y eficientemente.

Es importante no dejar a un lado los “sueños" que se tenían cuando eran niños, ya que de ahí se parte para poder ir definiendo las características que van a conformar la inclinación hacia una determinada profesión.

Pero, si lo que tenemos que hacer para tener una buena elección de carrera es seguir nuestros “sueños", entonces ¿Para qué sirve la orientación vocacional? Precisamente, para poder identificar las características que tienen esos “sueños" y traducirlas en capacidades, valores, aptitudes e intereses, es decir si el “sueño" era llegar a ser un jugador de fútbol profesional, como Hugo Sánchez, muy probablemente no sea así pero eso no significa que de ahí no se pueda partir para ir definiendo qué es lo que se quiere ser para conocer qué es lo que se quiere hacer.

Entendiendo el ser como las características personales que se le atribuye a una determinada profesión y el hacer como las actividades de dicha profesión; es decir, retomemos el ejemplo del “sueño" del jugador de fútbol profesional donde el ser son las habilidades, aptitudes, capacidades e intereses que se deben de tener para poder trabajar en equipo, para resolver problemas y sobre todo para ser adaptables a las circunstancias, características que no son exclusivas de jugadores de fútbol si no de otras áreas profesionales como la administración, por decir alguna; todo esto nos lleva al hacer que si nos detenemos a pensar un instante nos estaría hablando de un sin fin de actividades que se podrían realizar y, justo como en un partido de fútbol donde el fin es jugar y, por que no, ganar.

Por lo tanto tenemos que la Orientación Vocacional nos permite reconocer nuestras aptitudes, habilidades, capacidades y motivaciones a través de métodos y técnicas pero tomando en cuenta la forma en que nos desenvolvemos en la escuela, con los amigos y con la familia.

Entonces podríamos decir que al decidir una profesión partimos desde la imagen que tenemos de ella y si la juntamos con nuestra propia imagen de lo que queríamos ser, más apropiada será nuestra elección que va a determinar nuestro hacer.

Psic. Xóchitl Pérez Sánchez (In memoriam)

PUBLICIDAD

Escrito por

Psicología Y Educación Integral A.c.

Ver perfil
Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapia familiar