Acceso Centros Añade tu centro gratis

​No propaguemos más mitos sobre el autismo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

El autismo se encuentra rodeado de mitos, alimentados por el cine y la imaginería popular, porque se trata de un trastorno complejo y de matices.

29 AGO 2018 · Lectura: min.
​No propaguemos más mitos sobre el autismo

Los mitos son creencias de una cultura o de una comunidad y que, con el paso del tiempo se consideran como historias verdaderas, a pesar de que las pruebas demuestren lo contrario. En el caso del Trastorno del Espectro Autista (TEA) , hay historias que se han transmitido como absolutas pero que solo reflejan un aspecto o un detalle de la realidad, porque se trata de un Trastorno complejo y con múltiples variantes.

Es precisamente aquella ideología preconcebida la que funge comobarrera para que las personas con el trastorno del espectro autista se sientan a gusto en distintos ambientes y para que sus familias puedan desenvolverse tranquilamente sin la necesidad de estar dando muchas explicaciones. Es importante entender este trastorno desde un punto de vista científico y terminar con aquellos mitos que lo distorsionan. 

Papás, sociedad, debe quedar en claro que el autismo NO es una tragedia. Para terminar con todo lo que puede generar un tema tabú, es importante vencer a la ignorancia.

1. Detestan las relaciones y a las personas

Los niños autistas comprenden el mundo de diferente manera y no desarrollan las habilidades sociales ni al mismo ritmo ni con la misma complejidad que los demás niños. Por este motivo, las relaciones sociales (fuera de su círculo de confianza) les pueden generar ansiedad. Pueden mostrarse evasivos y cautelosos y es importante no presionarlos ni partir de la base de que no les interesa relacionarse.

Todo lo contrario. Las personas autistas disfrutan de la compañía y el cariño de sus seres queridos y se emocionan con el contacto físico, siempre que éste se genere en un plano de naturalidad y respeto por las diferencias y los tiempos particulares. 

Dejemos de tachar a los niños con autismo como seres evitativos. Tenemos la responsabilidad de facilitarles las relaciones sociales a fin de que se sientan en un ambiente cómodo en el cual desaparezca la tensión. Podemos iniciar con un ejercicio básico para cualquier relación humana: el contacto visual. 

2. No notan el rechazo

¿Las personas con autismo no conectan? Por supuesto que conectan, pero su conexión depende de otra vía de sintonización. Nuestra manera de relacionarnos no es la única. Tampoco la manera en que prestamos interés al mundo es la única correcta, existen diferentes vías.

Por considerar que estos niños no entienden lo que sucede a su alrededor, les estamos generando un daño emocional, una herida de rechazo. Al sentirse rechazados estos niños pueden ser vulnerables a presentar depresión y ansiedad. La sociedad por falta de información condena lo que desconoce; es importante que a estos niños no los hagamos sentir excluidos en ninguna etapa de su vida, sea en la adolescencia o niñez.

3. Falta de afecto y empatía a las demás personas

Este es uno más de los mitos que daña a las personas autistas.

Nuevamente, por creer que la forma en la que nosotros compartimos nuestras emociones y sentimientos es la única, tachamos a los niños autistas como personas que no saben expresar sus emociones y que no tienen sentimientos. La afectividad no es una área inexistente en las personas que presentan este trastorno.

Si bien, las personas con autismo presentan dificultad para expresar con palabras lo que sienten, pero esto no quiere decir que los niños autistas carecen de sentimientos. Es todo lo contrario, se distinguen por amar a sus seres queridos; sienten dolor y alegría, nostalgia, emociones, pero las expresan de diferente manera, están en su interior.

4. Son violentos con los demás y con ellos mismos

Si tú pensabas que el autismo desencadena la violencia, estás en un grave error. La violencia no es ninguna sintomatología del autismo. No olvidemos que hay personas que presentan este comportamiento.

¿Qué sucede cuando tú te expresas y las demás personas no logran comprender lo que quieres decir?, ¿Cómo te sientes? Claro, muestras inquietud y en alguno de los casos conductas violentas. No solamente las personas autistas presentan violencia, todos somos vulnerables a ella.

5. Son poseedores de grandes habilidades, son genios

Otro más de los mitos que se encuentra pisando los talones de quienes presentan autismo, es que se cree que poseen gran habilidad en alguna área.

No se sabe con exactitud si esta afirmación es correcta o incorrecta, pero aproximadamente el 10% de las personas con autismo muestran en algún dominio en concreto. Si eres de aquellas personas que creen en este mito, es importante que corrijas tu manera de pensar, en especial si convives con una persona con este trastorno, ya que lo puedes frustrar o provocar una sensación de ineficacia y fracaso.

6. No aprenden, no mejoran. Su escolaridad no es normal

Debe quedar en claro que todas las personas que presentan autismo también progresan y aprenden a lo largo de su vida.

Así como sucede en el resto de las personas, hay quienes aprenden más rápido y otras a quienes se les complica este proceso de aprendizaje. Sea cual sea la condición que presentes, es necesario recibir la educación correcta; se debe incluir a los niños a recibir una educación con los demás, debemos ayudarles a desarrollarse en el entorno que se ajuste a sus necesidades.

Estos seis mitos, en compañía con otros más son los que envuelven la manera de ver y creer que es el autismo. El no conocer información acerca del autismo lo único que provoca es daño a las personas que tienen este síndrome. Es importante aumentar nuestro conocimiento de lo que es real y es momento de tomar responsabilidades de eliminar cualquier idea carente de realidad que, en el peor de los casos, afecte el desarrollo de las personas.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Revisado: Elizabeth Sosa

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autismo