Acceso Centros Añade tu centro gratis

Mobbing ¡acoso laboral en tu trabajo!

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

El acoso laboral nos puede ocasionar estrés, depresión, úlceras, dolores en el cuerpo: cabeza, espalda, nuca. Además desorden para dormir y en la alimentación. Inclusive ideas suicidas

3 DIC 2019 · Lectura: min.
Mobbing ¡acoso laboral en tu trabajo!

En cualquier campo de trabajo se puede dar el acoso laboral o mobbing y de acuerdo con el  psiquiatra Heinz Leymann es cuando una persona o un grupo mantienen una comunicación de terror y sin ética en contra de un individuo de manera constante y continua en su sitio de desempeño. La persona afectada por el acoso laboral puede comenzar a desarrollar una indefensión aprendida, que consiste en creer que no puede superar o desligarse de las acciones que le está causando un daño físico y psicológico. Se encierra en sí misma, se muestra pasiva para cambiar la situación que le daña.  Al mismo tiempo no recibe la ayuda adecuada de su entorno.

El mobbing puede ser verbal o modal y sucede con mayor frecuencia entre el superior y los empleados.  También se observa entre colegas y en un menor grado de los subalternos hacia el jefe.

En muchos casos las acciones de violencia se presenta de una manera solapada, el acoso se pueden nutrir de repetidos detalles, con o sin testigos. Cada ataque se puede considerar leve, pero cuando la acción es repetitiva,  se acumulan y causan traumatismos frecuentes en la persona acosada.  Es cuando las acciones se transforman en una agresión que provoca trastornos de salud en la persona.

¿Cómo identificamos las acciones que generan acoso?

Las más encontradas son las expresiones en las que se utilizan palabras soeces, donde se discrimina por sexo, raza, preferencia sexual entre otras. Amenazas injustificadas de retiro laboral y agresión física.  Comentarios humillantes y burlas por su aspecto y apariencia.  En otra categoría de agresión  se encuentran adjudicar deberes extraños y fuera de su perfil del cargo. Desestimar y descalificar sus opiniones, aportes y propuestas. Obstaculizar su trabajo para que fracase y no lo logre en el  tiempo previsto. Cambiar horario y turno laboral.  Exigir cumplir horas de trabajo en días festivos y domingos. No otorgar permisos cuando es necesario y la ley lo estipula.

Ejemplos de vida: habla una  docente de Primaria

"En varias oportunidades mis compañeras de grado me solicitaron apoyo para realizar la planificación semanal o para elaborar instrumentos de evaluación.  Como ya me habían aprobado ambos recaudos en la Coordinación, se los entregué a mis colegas para que los revisaran y si estaban de acuerdo, previa autorización de la Coordinación, los aplicaran a su grupo de alumnos.  Más de una vez a mis colegas no le aceptaron la misma planificación argumentando cantidad de observaciones poco pertinentes.  En cuanto a los instrumentos de evaluación les hicieron el comentario de que esas pruebas no servían para nada.  En ambos casos quedé en entredicho con mis compañeras, me sentí una persona poco confiable, me sentí menos preciada y el trabajo en grupo se deterioró.

En otra oportunidad se retuvo un instrumento de evaluación bajo el criterio de que el orden de los ítems no era el mejor.  Aunque a nivel profesional no estaba de acuerdo, realicé las modificaciones indicadas.  No bastó con eso, pues no se aprobó el instrumento con tiempo suficiente para aplicarlo.  De nuevo el malestar de desánimo y menosprecio por mi persona y mi trabajo."

¿Cómo identificamos las acciones que no constituyen acoso laboral? 

Acciones administrativas dirigidas a hacer cumplir la política laboral.  Orientaciones escritas y verbales para obtener mejoras en el campo de desempeño. Hacer cumplir los reglamentos y  los contratos de trabajo.

Por eso es imprescindible que las empresas cuenten con un manual de convivencia que contenga políticas pertinentes en prevenir el acoso laboral. Así mismo desarrollar acciones y eventos  para la resolución de conflictos.  Establecer mecanismos para una comunicación transparente en la cual se puedan realizar quejas y observaciones.  En la mayoría de los países se contemplan leyes con más de un artículo para la protección de la persona en su rol de trabajador, y específicamente para evitar el mobbing.  Al conocerlas, seguirlas y aplicarlas nos ayudan notablemente para suprimir acciones y situaciones que generan acoso laboral.

Si te ves reflejado en esta situación lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda con un psicoterapeuta porque algo ocurre en ti que te quedas en este trabajo, con este maltrato. Si necesitas seguridad y valentía para dejarlo consulta a un profesional para que te de las herramientas necesarias para salir adelante de esta desagradable situación.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima