Mito o realidad ¿puedo ser amiga de mis ex?

Hay que diferenciar en primer lugar a aquel que ha dejado de ser tu pareja recientemente, de todos los que forman parte de tu historial sexo afectivo.

27 DIC 2019 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Mito o realidad ¿puedo ser amiga de mis ex?

No hay nada malo en ser amiga de tus ex parejas, o por lo menos es así en la teoría. En la práctica debemos evaluar los contra y los pro, y la multiplicidad de factores que influyen en la decisión de mantener una relación de “otro tipo” con nuestro ex.

Hay que diferenciar en primer lugar a aquel que ha dejado de ser tu pareja recientemente, de todos los que forman parte de tu historial sexo afectivo. Por ejemplo con quien tienes hijos, caso en que está de más decirte que siempre es saludable mantener una buena relación, puesto que estás obligada a verlo  por el resto de tu vida, y no hay nada más frustrante ni peor ejemplo para los hijos que ver lo mal que se llevan sus padres a lo largo de los años.  

Por otro lado hay amistades y amistades. No se supone que a tu ex le cuentes con lujo de detalles la relación que mantienes con tu actual, cosa que sí puedes confesar a una amiga de confianza.  

Cuando hablamos de la posibilidad de ser amiga de tu ex se entiende que darás un paso más allá de mantener una relación cordial y de respeto, desearle un feliz cumpleaños o saludarle por la calle sin voltear el rostro o cruzar la acera.

Los PRO de ser amiga de tu ex

  • Terreno conocido. La confianza, base de toda amistad, ya existe entre ustedes. Además de los gustos y la manera en la que piensan. Nadie mejor para entenderte a la hora de necesitar un oído o u hombro donde apoyarte.
  • Amistad precedente. Si fueron amigos antes de decidir juntarse como pareja, ese cariño seguirá allí a pesar de la ruptura.
  • Lo pasado, pisado. Si la amistad sigue con el paso de los años, ambos dejarán atrás aquellos conflictos que los hicieron separarse, y tendrán allí una amistad fuerte como un roble, de las que no se consiguen.

Los CONTRA de ser amiga de tu ex

  • Nunca fueron amigos. ¿Cómo lo harían si la única experiencia juntos fue como pareja?
  • Nuevas o viejas peleas. ¿Cómo harán para no echarse en cara cuando discutan, aquellas cosas que sucedieron cuando fueron pareja?
  • Celos. Aparecerán en cuanto uno de los dos encuentre una nueva pareja. ¿Se lo contarías? ¿A los dos?
  • Espacio y tiempo. ¿Quién pondría los límites sobre cuándo verse o hablarse si antes se contaban todo y se veían todo el tiempo?

Cuándo NO ser amiga de tu ex

  • Ex violento. Las personas violentas, abusadoras o manipuladoras no suelen cambiar su personalidad ni siquiera cuando decides dejarlas. Si fuiste víctima de este tipo de relación y pudiste terminarla, cierra la puerta y tira la llave.
  • Ex enamorado o pendiente de volver. Para él no será nada fácil “hacerse” el amigo mientras mantiene la ilusión de volver contigo. No alimentes imposibles.
  • Ex con pareja nueva. ¿Qué crees que pensará la otra cuando sepa que la amiga que le comenta las publicaciones o lo llama para tomar una cerveza es su ex pareja? No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.
  • Ex adictivo. Ya ni sabes cuántas veces has ido y venido con él, discusiones extremas y reconciliaciones a la medida. Ahora que por fin has dicho ¡basta! Ni se te ocurra proponerle o aceptarle su amistad.
  • Amigos con beneficios. Si ambos tienen claros los sentimientos y solo se ven para pasar un buen rato de sexo, no hay mayor problema en ser amigos, al fin y al cabo no siempre es fácil la compatibilidad en la cama como para andar desperdiciando oportunidades. Sin embargo lo más probable es que uno de los dos involucre sentimientos, y no es justo que solo lo busques porque lo tienes a mano… hasta que llegue su reemplazo.

No existen mitos o realidades sino diversidad de seres humanos que se encuentran y desencuentran por múltiples motivos. 

Mantener una amistad tiene tantos matices como personas. Hablamos de esa relación cercana que permite quedar una noche para ir a tomar algo, pedirse un favor, contarse las cosas que les suceden a lo largo de la semana, reír o llorar juntos. Este tipo de relaciones genera una intimidad que debemos prever si estamos ante la duda de cortar para siempre o dejar una puerta abierta a esa persona con quien ya no compartimos la vida.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapia de pareja