Acceso Centros Añade tu centro gratis

​Los 5 mitos sobre la depresión

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

La depresión es uno de los padecimientos que se encuentra encabezando a las patologías psicológicas; por ser tan común, se ve rodeada de mitos y verdades. Descubre qué tan ciertos son.

14 MAR 2018 · Lectura: min.
​Los 5 mitos sobre la depresión

La depresión es unos de los trastornos más comunes entre las población. Se caracteriza por afectar el estado de ánimo, producir apatía, tristeza profunda durante un tiempo prolongado... Además, a ésta se le suman síntomas como falta de energía, insomnio, sentimientos de culpa, minusvaloración e incluso pensamientos de muerte…entre otros más

Los síntomas que acompañan a la depresión son significativos. No obstante, es importante que se diferencie de la distimia. La depresión presenta síntomas a menor nivel, pero pueden prolongarse a largo plazo. La distimia es un estado emocional más profundo. En caso de que la depresión y la distimia se manifiesten al mismo tiempo,  entonces estaríamos muy probablemente frente a un cuadro clínico severo: la depresión mayor o doble.

La depresión es uno de los padecimientos que se encuentra encabezando a las patologías psicológicas; la razón de ésta se ve involucrada a diferentes factores: genéticos, acontecimientos de vida muy emotivos y estresantes, factores psicológicos.

Sea cual sea la razón de la depresión, ésta se encuentra rodeada de mitos, es por ello que en este artículo le compartimos los 5 más extendidos en relación a este trastorno.

1. Los intentos de suicidio no se deben tomar en cuenta si sólo han sido para llamar la atención

Este mito es una completa mentira. Todo aquel que presente síntomas de autolesionarse o de suicidarse, es importante que sean atendidos a la brevedad para que reciban el tratamiento adecuado.

A este mito le rodean diferentes comentarios que carecen de veracidad, por ejemplo: "Si se quiere matar, ya lo hubiera hecho". Si una persona ya ha cometido un intento de autosuicidio es muy probable que vuelva a intentarlo una segunda vez hasta que logre su objetivo. El motivo del porque se haya fallado en los primeros intentos, no es por fuerza de voluntad: simplemente no ha encontrado la forma de hacerlo.

2. Existen los depresivos "de siempre" y los depresivos "por algo que les ha sucedido"

Esta es una mentira que abarca un 75%. La depresión se diferencia de dos modos: endógena (melancólica) y exógena. La endógena, tiene un origen biológico y paulatinamente va empeorando; sin embargo, muestra mejor respuesta ante los antidepresivos. Mientras, la exógena, se presenta con menor sintomatología orgánica y se debe en su mayoría al estrés que presenta la persona en su vida. No obstante, definir a la depresión de manera etiológicamente, no cuenta con estudios que la avalen. Existen otras categorías que sí ayudan a encontrar su diagnóstico y tratamiento de una manera más certera.

3. La dirección que tome la depresión ayudará a definirla mejor y brinda un diagnóstico clínico

Verdad. Este punto sí es verdad, puesto que a un trastorno del estado de ánimo se le puede proporcionar un tratamiento eficaz y definido. Esto se logra gracias a la habilidad que se tiene, de saber cómo han surgido los síntomas depresivos y cuáles son; además, también de tener la capacidad del nivel de gravedad en el que se han presentado.

Por ejemplo, en el caso de los jóvenes, si no se identifica el factor que la desencadena, es probable que a futuro presente recaídas y ello no se deberá a una pronta aparición, sino que a la persona le resulta complejo desarrollar ciertos hábitos de manera natural. Debido a esto, es importante que el paciente reciba tratamiento al momento que comience a presenciar sus síntomas, ya que conocerá y controlará sus emociones y se podrá adaptar; sucederá todo lo contrario si esto nunca se origina.

shutterstock-556754704.jpg

4. El duelo no puede considerarse como depresión

Es una verdad al 70%. Un duelo significa la pérdida de algo o alguien; no obstante, es la puerta que desencadena  el trastorno depresivo. Anteriormente se comenzaba a hablar de un cuadro depresivo cuando habían transcurrido por lo menos dos meses de la perdida y no se mostraba mejoría. Pero, esto ha sufrido un cambio, puesto que sí cabe la posibilidad de presentar depresión justo después de la pérdida, claro, siempre y cuando se respalde por una tristeza patológica y los  síntomas sean crónicos, obviamente se trata de un duelo anormal o duelo prolongado.

Debe quedar muy en claro que una tristeza por perder a alguien no significa depresión; acontecimiento que suele confundirse.

El cambio que se ha originado, ha provocado polémica, ya que implica que se trate una emoción normal y habitual (tristeza) como un trastorno. Para muchos este aspecto no tiene sentido, más aún si la perdida ha sido mínima.

5. La depresión es un trastorno hereditario

Verdad a un 60%. Este punto hace alusión a que los hijos de padres depresivos puedan presentar esta patología. La verdad es que sí; sucede lo mismo que con otros trastornos, si convives con esa persona afectada es probable que la llegues a manifestar, ya que se presenta un estado de ánimo desmejorado.

En cambio, cuando se trata del trastorno bipolar, el riesgo a padecer cualquier otro trastorno es de alto nivel.

Ahora, quizá te cuestiones ¿qué pasa con los hijos de padres adoptivos? Sucede algo similar, se trataría de una conducta aprendida que podría convertirse en un trastorno psicológico, según afirman algunos estudios científicamente comprobados.

Por lo tanto, los estados depresivos en padres e hijos tienen su origen en dos factores: podrían ser de carácter genético o ambiental, o podrían ser ambas cosas.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Revisado: Dora Lidia Pérez

Deja tu comentario

últimos artículos sobre depresión