Las mujeres mexicanas, más dueñas de sí mismas, pero aún con pendientes en equidad

Empoderamiento, orgullo, empresarias, talentosas, mamás, hijas, valores, luchadoras, trabajadoras y más adjetivos son los que identifican a la mujer actual.

8 MAR 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Las mujeres mexicanas, más dueñas de sí mismas, pero aún con pendientes en equidad

Empoderamiento, orgullo, empresarias, talentos, mamás, hijas, valores, luchadoras, trabajadoras y más adjetivos son los que identifican a la mujer actual. Por otra parte, la desigualdad, discriminación, culturas, estereotipos, falta de oportunidades siguen siendo un obstáculo para poder celebrar.

A diferencia de hace algunas décadas, donde la mujer vivía reprimida, que no tenía voz ni voto, hoy en día se ve un avance significativo, pues ya logra destacar este género en diversos sectores: empresarial, laboral, social e incluso político. Además, es increíble ser testigo de la capacidad que tienen hoy en día las mujeres, el esmero que colocan al salir adelante por sus propios medios, de que México acepta, claro en algunos lugares, la igualdad de género; porque, por otra parte, no olvidemos que hay comunidades, en especial indígenas, donde la voz de la mujer no se escucha y su destino se ve paralizado.

Es el año 2017 y aún hay mucho por hacer, no todas las mujeres mexicanas disfrutan de este desarrollo, la sociedad aun no lo tiene del todo resuelto. Si bien, la tarea no es sencilla, el cambio y las oportunidades no se obtienen de un día para otro, pero el darnos cuenta que no todo es igualdad, que aun existe machismo, voces en oídos sordos nos pone en la ruta para lograr la igualdad de la mujer y que todas tengan el mismo valor, y después de ello sí sea un buen día para celebrar.

La realidad

Existen cifras que dan a conocer las carencias que aún viven las mujeres mexicanas, ello en el sector de salud, en el espacio laboral y condiciones de vivienda, y, pese a que el presidente de la República ha considerado avanzar y mostrar cambios en estos pendientes, habría que ver que las propuestas realmente abarquen a todas las mujeres mexicanas, a todas las comunidades, que absolutamente todas tengan igualdad, oportunidad y una mejor calidad de vida. Que el gobierno procure no saltar a mujeres que viven en pueblos escondidos de importantes estados como Chiapas, Oaxaca, por mencionar algunos. El crecimiento que se establezca debe ser parejo, o bien, dar las oportunidades para que las mujeres logren sus propósitos y por qué no, un empoderamiento femenino, porque de nada servirá celebrar un 8 de marzo si no se tienen las estrategias adecuadas.

shutterstock-177714281.jpgEmpoderamiento femenino

Se han mostrado avances importantes en cuanto a la igualdad de la mujer y hombre, pero aún siguen existiendo diferencias, en especial en el campo laboral. Las mujeres pese a realizar el mismo trabajo que los hombres, no reciben el mismo salario; son víctimas de discriminación y violencia laboral por parte de sus compañeros de trabajo y jefes.

Actualmente se están viendo movimientos para lograr terminar con aquellos agentes que obstruyen la igualdad de género, pues se desea el la equidad de género y empoderamiento de la mujer. Pero, no todo es por temas de economía y posicionamiento en lo laboral, si bien, la igualdad entre ambos géneros es algo fundamental, forma parte de los derechos humanos y es necesaria para lograr una sociedad pacífica, donde exista más prosperidad.

Por otra parte, la discriminación laboral es un fantasma que aún obstaculiza la igualdad de género, ya que no todas las mujeres se les permite llevar a cabo el mismo trabajo que los hombres, lo que es aún peor, es que las mismas mujeres son las que se limitan a realizarlo, comentarios como: "Mírala, es chofer de taxi", "¿Yo, albañil?", entre otros prejuicios más son los que frenan el alcanzar igualdad. Algunas luchan por destruir ese tipo de comentarios a fin de ganar más oportunidades.

Problemas culturales

La poca participación en la sociedad, en la política o llegar obtener cargos relevantes continúa siendo un problema cultural; si bien, sí hay posibilidades, pero los hechos son los que hablan. Por ejemplo, es muy difícil que la mujer logre ganar elecciones, pues la sociedad, diferentes puntos de vista, falta de creencia y cultura impiden que una mujer llegue a tener grandes cargos, ser presidenta de la república.

Para combatir este problema, ganar oportunidades laborales y demás, las mujeres han decidido no quedarse estancadas, y esta problemática les sirve como un impulso para alcanzar sus fines. Día a día se preparan y se forjan como meta superarse más, llegar a donde realmente desean.

Aunque, si bien sabemos, alcanzar sus metas antes se creía que no era posible lograrlo solas y por la sociedad en la que vivimos o en peores casos, sobrevivimos, por cuestiones de seguridad era imposible aspirar a grandes cargos. Sin embargo, hoy en día se están creando programas que permitan hacer espacios y promover la igualdad, lo cual significa una señal de que la igualdad entre mujeres y hombres quizá no esté tan lejos como lo pensamos.

8 de marzo día de la mujer, día de destacar el esfuerzo que muchas mujeres realizan día a día, no importando la actividad que ejerzan, el cargo o trabajo que tengan, todas ellas aportan a la sociedad y a sus familias, capaces de inculcar valores y formar grandes mentes a través de sus hijos. Un día que es digno de hacer honor al sexo que ya ha dejado ser débil, que demuestra su gran capacidad, su valentía, que destaca sus talentos, que sobrepasa los prejuicios, creencias y culturas; un día para hacer saber el gran valor que posee la mujer en diferentes sectores y una fecha que es el recordatorio perfecto para saber que aún queda mucho trabajo por hacer, ya que temas como desigualdad, falta de oportunidades, valores, siguen siendo tema de preocupación y que indican que todo puede irse a la deriva si no se implementan las estrategias adecuadas.

PUBLICIDAD

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre autoestima