Las 6 razones de la incapacidad de las parejas narcisistas para amar

Cuanto más intentamos entender el comportamiento de la pareja narcisista a través de nuestra lógica, más terminamos sintiéndonos desorientados, confundidos y equivocados.

24 MAR 2020 · Lectura: min.
Las 6 razones de la incapacidad de las parejas narcisistas para amar

Hoy hablo de las razones por las que los compañeros narcisistas no saben amar. A menudo converso con los hombres refiriéndome al narcisismo porque en mi experiencia profesional como psicóloga, escucho con mayor frecuencia el sufrimiento y la pregunta recurrente y dolorosa de las mujeres: "¿Por qué?". Pero cuanto más tratamos de entender el comportamiento de la pareja narcisista a través de nuestra lógica, más terminamos sintiéndonos desorientados, confundidos y equivocados. Porque los narcisistas no piensan y, sobre todo, no sienten como nosotros.

Algunas de las razones de esta diferencia insalvable, que enumero a continuación, todavía se aplican tanto a hombres como a mujeres narcisistas.

Las 6 razones de la incapacidad de las parejas narcisistas para amar

Cuando el amor de los padres es escaso o excesivo, el niño crece incapaz de amar a otras personas, ya sea porque no sabe cómo hacerlo (al no haber sido él mismo objeto de amor) o porque se ha acentuado tanto la importancia de su persona que le parece evidente que los demás le aman, pero no que este amor deba ser correspondido.

1. El niño interioriza la incomodidad de los padres ante la intimidad y el contacto emocional y percibe la distancia como la única manera de sentirse efectivo en la relación con el otro.

2. Muchos niños en nuestra sociedad sufren heridas narcisistas porque los padres a menudo usan el poder con sus hijos y los controlan para sus propios propósitos personales (manipulación emocional padre-hijo).

3. El niño desarrolla entonces una forma de ira y resentimiento contra un objeto (de amor) que necesita pero que se experimenta como frustrante o rechazador, por lo que lo deseado se convierte de esta manera también en una forma de sufrimiento. Para reaccionar ante este sufrimiento, el niño desarrolla un deseo consciente o inconsciente de destruir, destruir y tomar por la fuerza lo que se rechaza.

4. La violencia que han sufrido hombres y mujeres en la familia de origen tiene una influencia importante en el comportamiento violento adoptado posteriormente, pero también en la capacidad de soportar la violencia en la pareja. Los hombres tienden más bien a adoptar un comportamiento violento mientras que las mujeres a menudo luchan por rebelarse contra la falta de respeto a sus limitaciones físicas y sexuales. Sin embargo, en general, las experiencias de violencia en primera persona son sólo uno de los muchos factores de riesgo.

5. La cercanía emocional desencadena en la pareja narcisista el miedo a ser  anulada o desintegrada, por lo que la única forma de manejar la angustia resultante es ejercer el poder, el control y el dominio sobre el otro.

6. Las mujeres que aman a los narcisistas están impulsadas por la intención de todas las mujeres de poder cambiar a los hombres que aman con el tiempo y con su cuidado. Esta convicción, que podría derivar del poder que toda mujer tiene de la vida y la muerte, así como de la educación, es típica no sólo de quien ama a los narcisistas (soportando toda clase de frustraciones y decepciones) sino también de quien ama a los violentos sufriendo toda clase de brutalidad, maltrato, abuso, como cada día nos cuentan las crónicas.

"El milagro del amor no consiste en cambiar al otro, sino en la posibilidad de que se nos dé, a través del otro, la posibilidad de cambiarnos a nosotros mismos".

Sería importante aprovechar esta distancia que se nos impone hoy en día, para quienes puedan decirlo, para devolvernos el amor y la atención que nunca antes, como en una relación con un compañero narcisista, están desequilibrados hacia el otro, inalcanzables, distantes, mortificantes.

Artículo adptado al español por la psicóloga Dott.ssa Martina Francalanci

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre terapia de pareja