Psico.mx
Psico.mx
En Google Play En la App Store

La Hipnoterapia Integrativa de Psicología Profunda

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

La Hipnoterapia Integrativa de Psicología Profunda es una novisima alternativa terapéutica desarrollada por el maestro Werner Meinhold de Alemania.

31 ene 2014 · Lectura: min.
La Hipnoterapia Integrativa de Psicología Profunda

¿Qué es?

Por darle un nombre a la THIPP se le llama terapia, pues en su esencia es una forma de mirar y vivir la vida. La THIPP une las ciencias humanas, sociales y naturales con la psicología profunda y el estado hipnótico. Busca traer (llevar) a la conciencia y procesar desde puntos de vista holísticos las causas de una enfermedad, expresión o manifestación humana que tiene sus bases en la biografía de la persona y que fueron relegadas en el inconsciente.Esta forma de terapia se puede efectuar con particular eficacia, bajo hipnosis ya que la temprana infancia transcurre en gran parte en un estado de conciencia hipnótico. Aproximadamente, hasta la edad escolar, tienen lugar las más importantes impregnaciones bajo hipnosis. Por esta razón se puede acceder a ellas y cambiarlas fácilmente bajo hipnosis.

Objetivos de la HTIPP

  1. Amplificar, aumentar nuestra conciencia, nuestra visión de vida.
  2. Hacer consciente lo inconsciente, hacer visible lo que está oculto.
  3. Posibilitar el mayor grado de aceptación del camino de vida individual.
  4. Incrementar el autoconocimiento, la autovaloración y la autoresponsabilidad.

Por lo tanto, la labor de la THIPP no se orienta exclusivamente a quitar o disminuir los síntomas o expresiones que son consideradas malas, desagradables, vergonzosos, miedosos, inutilizantes, etc. Estos se van resolviendo en el trayecto de la terapia, una vez que se haya aprendido el significado y contenido personales de las expresiones del ser. De esta manera, se esclarecen las fuerzas reprimidas de su naturaleza y se las libera para que puedan cumplir con sus verdaderas metas creativas a fin de que cesen de expresarse a través de síntomas autoagresivos, patógenos y no tengan que combatir con el propio yo.

La THIPP posibilita que paulatinamente cada persona baya integrando, de manera lo más consciente posible, los elementos personales y las experiencias de su vida, que por distintas razones no se han desarrollado, evolucionado o solucionado, quedando reprimidas en el inconsciente, y que afectan o influencian el presente.

1583_3976_31634.jpg

Indicaciones

“Todo suceso funcional del organismo humano vivo se puede sincronizar hipnóticamente, uno puede influir sobre todo lo que acontece en el organismo humano" (Schultz). En todas las enfermedades graves, psíquicas y somáticas donde se supone que las causas detonadoras se ubican en períodos de vida muy tempranos.Sin embargo, la meta de la THIPP no consiste en "combatir el síntoma" encubriéndolo, sino que el punto central es la persona individual y su sano autoconocimiento y desarrollo, como fundamento para la conducción de una vida sana.

Algunos avisos sobre la indicación de la HTIPP

La THIPP es recomendable para la terapia de trastornos del desarrollo primario y otras enfermedades, y cuando se supone que las causas detonadoras se ubican en períodos de vida muy tempranos. En todas las enfermedades graves, psíquicas y somáticas, se debe admitir este supuesto hasta que no se compruebe lo contrario, a riesgo de perder un tiempo muy valioso para la terapia. Esto no se puede reconocer en una observación habitual de la biografía del paciente (la llamada anamnesis bio-psico-social) ni en base a cuestionarios, sino recién después de un trabajo de psicología profunda bajo hipnosis que, generalmente, confirma el supuesto del respectivo fundamento psíquico.

A menudo, con el solo análisis, ya se obtiene cierto efecto terapéutico; ya que, en el caso de causas patógenas muy antiguas, usualmente se trata de conflictos que no se desarrollaron ni fueron finalmente procesados después de aquella época y que, en muchos casos, tampoco tienen relación emocional alguna con la vida actual del paciente.

Así, por ejemplo, la muñeca de la infancia tal vez, desencadene en el presente algunos recuerdos felices o nostálgicos a pesar de que es tan solo un juguete de plástico pintado y ataviado con un vestido. Sin embargo, en aquella época era una presencia viva e indispensable que suplantaba a la madre, en el momento del desprendimiento (objeto de transición), representando esa parte del mundo y del propio ser y que, en muchas situaciones, era la portadora de todos los anhelos y esperanzas.

Todo lo que entonces implicaba una amenaza para la muñeca, significaba literalmente el riesgo de que uno mismo no era amado, era una amenaza a la propia existencia, con todos los miedos terribles que esto siempre encierra. No existía la posibilidad de un procesamiento racional y para sobrevivir sólo quedaba la salida de relegar todas estas amenazas con todos sus sentimientos de miedo, pena y culpa en el inconsciente, donde todavía se encuentran en la actualidad.

Desde el inconsciente actúan, a manera de actos sustitutivos compensatorios, autoagresiones, etc. y una explicación racional sobre estas vinculaciones no ayuda mucho al afectado. Al regresar a este nivel, donde la muñeca vuelve a ser la entidad de entonces, se abre el camino para solucionar emocionalmente el conflicto.

Una THIPP con efectos profundos, que puede alcanzar lo anotado, exige que entre el paciente y el terapeuta se cree una profunda relación terapéutica, de la cual el primero pueda extraer la confianza requerida que le dé la seguridad de ser aceptado para poder introducirse nuevamente en ese amenazante precipicio emocional del pasado.

Esto no se logra en pocas sesiones. Con paciencia y considerando las resistencias, se deberá caminar paso a paso y adelantar de un nivel a otro. Cuando existe el peligro de poner al descubierto vivencias extremadamente abrumadoras, imposibles de procesar en una sesión, se aconseja el condicionamiento anterior de una amnesia parcial selectiva provocada sugestivamente para devolver, provisionalmente, al inconsciente lo que no puede procesarse en ese momento.

La sesión hipnótica de psicología profunda se induce de la manera habitual y dependiendo del estadio terapéutico del paciente, se le solicita por ejemplo: "Ahora regresas cada vez más y más hasta llegar a la edad de cinco años. Sentirás y pensarás como a los cinco años. Regresas cada vez más hasta la edad de cinco años, regresa, más y más... Te vuelves más y más pequeño, hasta que eres un niño de cinco años, justamente de cinco años y piensas y sientes como en ese entonces..." Cuando llega a ese tiempo el paciente puede empezar a relatar lo que está viviendo.De esta manera, en las siguientes sesiones se puede regresar año a año. Es mejor dejar que responda directamente en forma verbal.

El lenguaje vendría a ser una especie de traducción del nivel emocional prelingüístico. Si se esperan fuertes cargas emocionales, se recomienda un procedimiento indirecto en el que el paciente vivencia como observador, simultáneamente, las escenas respectivas. Para esto han demostrado su eficacia los siguientes lugares: el teatro, cine o programa televisivo en los que se presentan al paciente las escenas correspondientes y este describe lo que ve.

Las vivencias traumáticas que se relatan (relacionadas con trastornos posteriores) se procesan durante la sesión de la edad respectiva y se hace lo posible para que sean aceptadas. Para esto se deben aplicar todas las técnicas de la psicología profunda en sus combinaciones especiales con la hipnosis. El requisito prioritario para que el paciente pueda cumplir con lo antedicho es, sobre todo, la aceptación por el terapeuta.

Escrito por

Dr. Williams Rodríguez G. Psico Hipno Homeopatía

Deja tu comentario