Distimia: cuando la tristeza es prolongada

Cuando una tristeza se vuelve crónica durante, al menos, dos años, podemos estar frente a una distimia. Te explicamos las diferencias con otros tipos de depresión.

23 JUL 2019 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Distimia: cuando la tristeza es prolongada

La distimia es un trastorno depresivo persistente, menos severo que una Depresión mayor, pero más largo y, por tanto, más difícil de diagnosticar. La persona experimenta una "honda tristeza" por mucho tiempo y le resulta difícil salir de ese estado de ánimo por sí mismo, por lo que necesita diagnóstico y ayuda profesional. 

Una persona deprimida no puede "echarle ganas" y ya. La depresión es un trastorno del estado de ánimo que requiere tratamiento psicológico y/o psiquiátrico, según sean las condiciones particulares de cada caso. 

En términos generales, hay tres tipos de depresión: 

  • Depresión mayor
  • Trastorno Bipolar
  • Distimia

La sintomatología puede presentarse desde la niñez, acentuarse en la adolescencia y persistir en la edad adulta. Esta condición crónica puede aparecer por dos meses, atenuarse, y volver a aparecer (con la misma o mayor intensidad) durante años, indica la neuropsicóloga clínica Tania Gómez, en entrevista con el Huffington Post.

El paciente puede experimentar picos de estabilidad y tranquilidad, por lo que no acude a ayuda profesional y considera que su tristeza es manejable o llevadera. Al ser un tipo de depresión leve se le confunde con el sentimiento de tristeza que todos podemos experimentar ante hechos dolorosos, pero la persona con distimia presenta más síntomas, durante, al menos, dos años: 

  • Bajo estado de ánimo la mayor parte del tiempo 
  • Poco apetito o exceso de ingesta de alimentos
  • Insomnio o hipersomnia
  • Fatiga crónica
  • Problemas de autoestima
  • Dificultar para concentrarse y/o tomar decisiones
  • Indiferencia y/o desesperanza

El tratamiento

Si durante, al menos dos años, la persona no ha pasado más de dos meses sin esos síntomas, es necesario que acuda a visita psicológica para un adecuado diagnóstico. El psicólogo explorará las causas de la depresión y los factores desencadenantes para evaluar el nivel del trastorno y proponer un tratamiento adecuado a sus circunstancias. 

Cuando una persona tiene distimia, su vida diaria no se ve severamente afectada, como puede ocurrir con la Depresión Mayor o el Trastorno Bipolar. En la distimia hay un profundo malestar, desesperanza y sensación de no estar viviendo a plenitud, pero no hay pensamientos suicidas como sí puede suceder en casos de depresión mayor. 

  • Las técnicas de relajación y concentración resultan útiles para que la persona distímica reconecte consigo misma y disminuya sus niveles de ansiedad.
  • A nivel cognitivo y conductual, el psicólogo fomentará la toma de decisiones que estaban siendo postergadas y que se retomen actividades que habían sido dejadas de lado por la indiferencia y la angustia que venía sufriendo la peronas.
  • También se hacen ejercicios de fortalecimiento de la autoestima y de autoconocimiento.
  • Se fomenta la interacción social y se trabajan las habilidades sociales para luchar contra el aislamiento y se le enseña al paciente a tomar medidas de control ante la aparición de pensamientos disfuncionales. 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 3
  • Maritza solis

    No sé si sea lo que me pasa a mí o no pero hay varios síntomas que se asemejan a mi situación siempre tengo sueño cansancio, dolor de cabeza, tristeza ya son muchos años así creo que desde mi niñez, solo por algunos días me siento bien pero después vuelve todo de nuevo.

  • Lili Ortiz Hernández

    Me pasa exactamente eso desde hace poco más de un año. No vivo plenamente, vivo por vivir.

  • Mayra

    Interesante artículo, me pasa mucho esto aunado a esto experimento un gran sentimiento de estar haciendo todo mal, pequeños episodios de ansiedad y rara vez deseos de desaparecer.

últimos artículos sobre depresión