La belleza SÍ está en tu interior

Una investigación psicológica concluye que hay una gran influencia de la personalidad en la percepción que los demás tienen de nosotros.

1 OCT 2019 · Lectura: min.
La belleza SÍ está en tu interior

Admítelo: te importa mucho tu apariencia física, sobre todo cuando estás buscando una relación de pareja o empezando a salir con alguien.

Tanto a hombres como a mujeres nos parece importante lucir bien, sentirnos físicamente atractivos, y centramos nuestra energía en vernos bellos y bellas frente al espejo para gustarle a esa persona que nos llama la atención. 

Estamos convencidos de que la belleza es una característica objetiva y medible, es decir, que el maquillaje, la forma del pelo y la ropa que usas en determinadas situaciones son señal inequívoca de "atractivo". También los hombres otorgan cualidades objetivas a la musculatura, la ropa, la loción y el aspecto del pelo. 

Sin embargo, en el fondo sabemos que no hay características físicas ideales ni medidas perfectas. Entonces, ¡¿por qué tanta obsesión por lo que se ve de nuestro cuerpo y no por lo que proyectamos desde nuestra personalidad?! Porque es una construcción cultural. 

Parte del atractivo es realmente subjetiva. Está "en el ojo del espectador". Además, ese ojo subjetivo de atracción física se ve fácilmente influenciado por la personalidad. ¿Qué quiere decir esto? Que quién eres por dentro sí cuenta ¡y mucho! La personalidad cambia la forma en que los demás te ven por fuera.

Investigación sobre personalidad y atractivo físico

La investigación "La información sobre la personalidad influye en las calificaciones de los hombres sobre el atractivo de las mujeres" fue realizada en 2010 por un grupo de psicógos dirigidos por Viren Swami. Ellos estudiaron la influencia de la personalidad en las percepciones del atractivo físico. Pidieron a los participantes masculinos que calificaran el atractivo de las fotografías de diferentes figuras femeninas. Algunos grupos participantes recibieron información de personalidad positiva sobre las mujeres en las imágenes (extrovertidas, agradables, inteligentes, de mentalidad abierta, estables emocionalmente, etc.), mientras que otros recibieron información de personalidad negativa, o ninguna información.

Los grupos que recibieron información de personalidad positiva encontraron un rango significativamente más amplio de tamaños corporales físicamente atractivos, en comparación con el grupo de control. Los grupos que recibieron información de personalidad negativa encontraron un rango significativamente más estrecho de tamaños corporales atractivos que el grupo de control.

Otras investigaciones sobre el tema concluyeron que la honestidad percibida también afecta los juicios de atractivo físico (Paunonen, 2006) y que los juicios sobre el atractivo físico están influenciados por la familiaridad, el gusto, el respeto, el talento y el esfuerzo (Kniffin y Wilson, 2004).  Esto aplica tanto para hombres como para mujeres.

En general, la información sobre la personalidad y el carácter tiene un impacto significativo en las percepciones que tenemos sobre el atractivo físico de una persona.

Un estudio anterior de Lewandowski, Aron y Gee (2007) respalda esta conclusión. Su estudio utilizó a hombres y mujeres como participantes, manipuló descripciones de rasgos de personalidad y utilizó calificaciones de fotos del anuario. Los autores encontraron que las imágenes combinadas con rasgos positivos fueron calificadas como más atractivas, y aquellas emparejadas con rasgos negativos fueron calificadas como menos atractivas, en comparación con los controles. Este efecto ocurrió con imágenes de estudiantes que se podrían considerar objetivamente "atractivos" y "poco atractivos". Este efecto también ocurrió tanto para los hombres como para las mujeres participantes, aunque las mujeres resultaron poco más sensibles a la información de personalidad "negativa". 

¿Qué tiene que ver esto con mi vida amorosa?

"Si desea mejorar su atractivo físico, conviértase en un compañero(a) de vida valioso", concluyen Kniffin y Wilson (2004).

Esto lo experimentamos a medida que avanzamos en una relación de pareja: vemos más linda a la otra persona a medida que la conocemos mejor. 

  • Fortalece tu personalidad y tu autoestima. Lo primero que se recomienda es hacer un inventario de ti misma(o) que incluya mucho más que tus puntos fuertes a nivel físico. Puedes trabjar aspectos que te preocupan como ser más positivo(a), más extrovertido(a), cultivar más temas de conversación de temas que te gusten o tal vez, ser más abierto(a) a nuevas experiencias (deportes, hobbies, actividades lúdicas, etc). Reconocer las potencialidades de cada uno nos ayuda a fortalecernos por dentro y sentirnos más seguros de nosotros mismos. 
  • Sin presiones. Por supuesto que las primeras impresiones cuentan, pero no son absolutas. ¿Cuántas relaciones comienzan con una poca conexión física y terminan siendo relaciones fuertes y estables? Mostrar nuestra personalidad es un proceso que implica expresarnos en conversaciones, salidas con grupos y citas a solas. El coqueteo, el juego de la seducción es un camino en el que la primera impresión da paso a todo un abanico de oportunidades para conocernos a fondo. ¿Cuál es nuestra mejor arma? Nuestra personalidad. 
  • De adentro hacia afuera. Está claro que una persona atractiva físicamente puede ganar muchos puntos en la primera cita pero si no cultiva su personalidad, su atractivo va decayendo para la otra persona. Si su personalidad se vuelve "poco atractiva", su apariencia física se percibirá de la misma manera.
psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Bibliografía

https://www.psychologytoday.com/intl/blog/the-attraction-doctor/201105/is-your-personality-making-you-more-or-less-physically-attractive

https://aru.ac.uk/people/viren-swami

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autoestima