Psico.mx
Psico.mx
En Google Play En la App Store

Estilos de vida saludables

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Cuando hablamos de psicología, en muchas ocasiones nos referimos a comportamientos relacionados con la enfermedad mental o con lo que no es funcional o adaptativo.

5 jun 2014 · Lectura: min.
Estilos de vida saludables

Cuando hablamos de psicología, en muchas ocasiones nos referimos a comportamientos relacionados con la enfermedad mentalo con lo que no es funcional o adaptativo.

Un Estilo de Vida saludable es aquel comportamiento que promueve un desarrollo humano óptimo y gratificante. Aquel que contribuye positivamente a la salud de la persona y por lo tanto, a su calidad de vida (Salleras, 1989). Una conducta de salud se encuentran relacionadas con el estilo de vida de cada persona y son los hábitos cotidianos que realizamos cuando estamos sanos, con el propósito de prevenir alguna enfermedad. Se pueden adoptar diferentes tipos de conductas para proteger, promover y mantener la salud; a estas conductas se les denominan Conductas Preventivas. Incluyen:

  • La Higiene personal
  • El Descanso
  • Los Chequeos médicos
  • Tiempo para recreación
  • Practicar ejercicio o una actividad física regular
  • Comportamientos de Seguridad
  • Cambio de hábitos alimenticios
  • Fomento de las redes de apoyo social.

Las conductas de salud pueden mejorar nuestra capacidad para afrontar y manejar el estrés. Desarrollaremos para el presente algunas de las áreas importantes para la promoción de la salud.

La primera es la actividad física regular que se refiere al nivel y frecuencia del ejercicio que practicas para mejorar el tono muscular y el sistema cardiovascular (el estándar aproximando es de al menos, 2 a 3 veces por semana durante 20 a 30 minutos, sin importar el tipo de actividad física involucrada).

La alimentación y/o nutrición incluyen los hábitos dietéticos balanceados y disciplinados; así como el control en el consumo de grasas saturadas, colesterol, azúcar, sal y calorías contribuyen a mejorar tu salud. Asimismo, si tu alimentación es deficiente, es muy probable que desarrolles enfermedades y no tengas la energía suficiente para realizar tus actividades cotidianas.Descanso o sueño que contribuye a que se sienta más descansado y relajado.

El número de horas de sueño varía de acuerdo con la edad. Entre, más joven es la persona, más horas de sueño requiere. Es por esto que los bebés duermen durante tanto tiempo, los niños requieren siestas a lo largo del día y las personas mayores duermen por un par de horas por la noche. La prevención incluye el poner en práctica estrategias preventivas de salud e higiene, sobre todo cuando en tu familia existen antecedentes de enfermedades hereditarias y/o crónico degenerativas y tu estilo de vida es sedentario. Debes considerar que el uso de sustancias como: alcohol, tabaco y drogas, están asociadas con una alta incidencia de problemas médicos y emocionales.

Como dice el refrán “es mejor prevenir que lamentar", por lo que siempre será más adecuado mejorar nuestras conductas de salud que ponernos en riesgo de enfermar.

Psic. Amparo Miranda Salazar y Psic. José Manuel Bezanilla

Escrito por

Psicología Y Educación Integral A.c.

Deja tu comentario