Psico.mx
En Google Play En la App Store

​El TOC o cómo los pensamientos indeseados nos controlan

Todos, en algún momento de nuestras vidas llegamos a experimentar ansiedad; temores e inseguridades se hacen presentes, pero, éstos comienzan a transformarse en un trastorno si es repetitivo

24 ene 2018 en Transtornos Psicológicos - Lectura: min.

psicólogos

Nuestros pensamientos son muy poderosos, pero se convierten en un obstáculo para alcanzar la felicidad cuando éstos nos controlan y nos hacen una y otra vez ciertas conductas, ello pese a saber que todo está bajo control. En resumen, se trata de una conducta obsesivo-compulsivo.

Trastorno de ansiedad

Todos, en algún momento de nuestras vidas llegamos a experimentar ansiedad; temores e inseguridades se hacen presentes, pero, éstos comienzan a transformarse en un trastorno cuando es un estado repetitivo, es decir, cuando se está así la mayor parte del tiempo. Tal es el temor que presentan: inseguridad y preocupación, que se les imposibilita realizar sus actividades diarias. Lamentablemente este tipo de trastorno ya comienza a visualizarse desde temprana edad, en los niños.

Afortunadamente existen tratamientos que ayudan a salir de la ansiedad; al igual, investigadores continúan con sus estudios por encontrar nuevos tratamientos para aliviar estos síntomas.

A continuación sabremos un poco más del trastorno de ansiedad, mejor conocido como trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

TOC

Es normal que en ocasiones presentemos inseguridad y por ello revisamos más de dos veces si realizamos una actividad en concreto: apagar la luz, cerrar el gas, poner la cerradura…es normal que ello suceda. Pero, esto se convierte en un problema cuando la persona presenta TOC, puesto que presentan la necesidad de chequear a cada momento porque presentan pensamientos negativos. Entonces, este tipo de conducta es repetitiva y se acompaña de angustia, lo cual interviene con su forma de vida.

A todo pensamiento y conducta repetitiva se traduce como TOC, o lo que también se le conoce como una obsesión. Las personas que la padecen sienten la necesidad de controlar esta conducta a través de rituales o comportamientos que se les conoce como compulsiones. Para estas personas les es difícil poder controlar sus pensamientos y comportamiento repetitivo.

¿En dónde se puede ver el TOC?

Especialmente las personas tienden a crear obsesiones en relación a:

  • Obsesión a los gérmenes
  • Miedo a ser heridos o herir a los demás
  • Pensamientos de religión o sexuales
  • Obsesión a la limpieza
  • Obsesión a la higiene personal
  • Obsesión por mantener orden en las cosas
  • Obsesión de verificar algo una y otra vez, pese a saber que no es necesario

shutterstock-124865890.jpg

Es tal el grado de su obsesión, que incluso por estar al pendiente de cumplir sus reacciones repetitivas llegan a faltar a la escuela, trabajo o reuniones.

Síntomas del TOC

Las personas con TOC suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Pensamientos repetitivos: ello en diferentes cosas: gérmenes, suciedad, violencia, conflictos…
  • Son repetitivos con sus rituales: por ejemplo, si tiene miedo a los gérmenes, es común que continuamente se laven las manos; si es obsesivo con la seguridad de la casa, continuamente verificarán si el gas está cerrado, si pusieron la cerradura, si las ventanas están cerradas.
  • Sus pensamientos y conducta es indeseada: las actividades que les lleva a hacer una y otra vez su obsesión no la pueden controlar.
  • Sus comportamientos o rituales no les generan placer: no van a encontrar placer, únicamente presentarán un leve alivio.
  • Por lo menos pasan una hora al día con ese tipo de pensamientos: esos pensamientos se acompañan de angustia y es lo que les impide llevar una vida normal.

¿Cuándo inicia el TOC?

Cómo identificar cuando el TOC ha comenzado, es normal que se presente en la niñez o adolescencia. Por lo general se comienza a diagnóstica a los 19 años de edad; no obstante, los síntomas puede aparecer antes de esa edad o después; al igual, podrán empeorar o mejorar.

Ayuda para el TOC

Afortunadamente sí existe ayuda para las personas que presentan TOC. Si notas que cumples con la mayoría de los síntomas, es necesario que acudas por ayuda especializada.

Una vez con el especialista, éste se encargará de realizar un examen de su estado de salud; descartará que los síntomas se deban a un problema físico. Una vez descartado el problema físico, el médico recomendará acudir con un especialista de la salud mental (psicólogo).

Para tratar el TOC existen diversos tratamientos y diversos especialistas que pueden tratarlo (Psicólogos, psiquiatra, trabajador social). En terapias, se pueden encontrar aquellas que trabajan el comportamiento, el pensamiento y aquellas que ayudan a controlar las reacciones ante una situación. Gracias a las terapias el paciente puede sentirse menos ansioso y sus temores disminuirán.

Por otra parte, hay médicos que recetan medicamentos a fin de tratar el TOC, pero, éstos pueden demorar más en controlar al individuo. Entre los medicamentos más comunes se encuentran: antidepresivos, ansiolíticos; aunque, algunos de los tratamientos también funcionan para tratar la depresión. No obstante, en ocasiones los medicamentos se acompañan de efectos secundarios; ahí la importancia de saber recetarlos y tomarlos.

La terapia es la mejor forma para tratar el TOC, pero todo depende del paciente, pues habrá a quienes les funcione mejor la ingesta de medicamentos. Es por ello la importancia de acudir con especialistas que determinan qué tipo de tratamiento es el más adecuado a cada caso.

¿Por qué el TOC?

Como en todos los trastornos, habrá personas que los presentan porque viene de familia; pero, se desconoce por qué algunas lo presentan y otras no.

Una de las razones del por qué el TOC, es porque el cerebro no tiene ciertas sustancias químicas en un adecuado nivel; en este caso son los medicamentos que ayudan a mantenerlas en el nivel correcto.

Los especialistas médicos son los que están poniendo gran empeño para saber qué otros medicamentos y terapias pueden ayudar a controlar el TOC; por lo tanto, la oportunidad de tener acceso a más terapias y medicamentos no está lejos.

1 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en psico.mx/proteccion_datos

Artículos relacionados