El precio a pagar por ser la amante

Estoy enamorada de un hombre casado. Soy su amante y a veces me pregunto ¿cuál es el precio que tengo que pagar?

21 NOV 2019 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

El precio a pagar por ser la amante

Popularmemte la palabra amante se refiere a una persona (hombre o mujer) que mantiene una pareja de forma clandestina. Es decir sin presentarse en sociedad y sólo es conocida dentro de un pequeño grupo de cómplices y a veces incluso algunos miembros de la familia. Este tipo de relaciones generan conflictos internos y externos porque el precio de este tipo de relación es muy alto y también doloroso.

El mayor costo de ser amante de alguien es detener el propio crecimiento personal.

El amante está relacionado con la desconexión de uno mismo

El escritor francés Honoré de Balzac dijo "es más fácil ser buen amante que buen esposo. Esto se debe a que es más fácil ser puntual y espiritual de vez en cuando que todos los días." Es cierto que el amante no tiene distinción de sexo, el hombre y la mujer escogen este tipo de triángulos amorosos que los sumerge en un caos existencial irrmediable. Sin embargo los psicólogos comentan que normlamente la mujer sufre más porque se va aislando de sus amigos, conocidos y familiares. Se aislan porque se sienten culpables y con un autoestima muy bajo. Lo positivo del sexo femenino como amante es que suelen salir del círculo vicioso donde se sienten atrapadas, muchas veces con psicoterapia que les ayuda en gran medida a conectarse nuevamente con ellas mismas. 

Los hombres también sienten abandono y desamor pero es más común ver a un hombre decidir dejar a la mujer casada y continuar con su vida, con menos tragedia. El problema es que a veces no hacen un "breack" para reflexionar ¿por qué calleron en esa situación? y suelen seguir por el mundo desconectados de ellos mismos.

Curioso análisis entre amante madre y amor:

Estudios han demostrado que las amantes suelen tener una mayor energía masculina. Normalmente eso ocurre cuando han separado a las niñas de sus madres desde pequeñitas. Aunque seguramente muchas amantes sean mujeres bonitas y atractivas estos atributos sólo los utilizan para seducir porque la energía femenina no está en ellas de una manera notable. Es por esta razón que tratan de convertirse "en las super mujeres" que nunca han logrado ser por ellas mismas. Una cara dulce desvía la atención a sus manos de hierro. Por lo general son posesivas, controladoras y celosas. Casi siempre autónomas en todos los asuntos de la vida. Las denominadas "hijas de papá" a falta de mamá, no saben cómo protegerse ni cuidarse. Luchan constantemente por sus metas y además de atraer hombres casados también atraen a amigas, parejas y solteros con energía femenina.

Las "hijas de papá" se expresan así:

1. La mujer fuerte: esta primera categoría suele actuar como la "mamá" de la pareja.  Por esta razón atraen hombres inseguros, inmaduros, infieles e incapaces de ayudar a crecer a la pareja. Evidentemente en la relación toman el lugar del hombre. Son muy intelectuales y además son quienes dirigen las ambiciones y objetivos de la familia. 

2. La mujer niña: este segundo grupo es de las mujeres: inmaduras, caprichosas, egocéntricas y superficiales. Por eso seducen a hombres casados, ausentes o "no disponibles" que terminan por consentir, mimar y tratarlas como "princesas", "reinas" o "bellezas". El gran problema es que en el día a día no las acompañan en su vida.

Es probable que algunas mujeres se sientan en las dos versiones. Es un desafío salir de allí y afrontar el verdadero crecimiento personal. Deben primero reecontrarse con ellas mismas y su esencia para vivir en primera persona el amor propio y luego desde allí relacionarse con los demás. Las llamadas "hijas de papá" experimentan mucha insatisfacción personal porque se sienten solas y desatendidas. Puede ser un vicio e ir de una relación a otra: siempre como la amante. 

Deben encontrar los valores para pensar que quieren ser fieles a ellas mismas y sus principios. Luego de esto será más fácil jamás volver a caer en ser la amante de un casado. 

El amor cura, reúne, crea, dignifica y trae alegría. Todo lo demás está mal.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicoanálisis