Acceso Centros Añade tu centro gratis

El exceso de regalos en Navidad puede ser un problema para los niños

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

A menudo los padres desean cumplir todos los caprichos que sus hijos exigen y es por ello que optan por obsequiarles todo lo que ellos piden. Sin embargo, hay consecuencias negativas

23 DIC 2018 · Lectura: min.
El exceso de regalos en Navidad puede ser un problema para los niños

Es muy común que en estas fechas navideñas se regale una infinidad de cosas a los hijos. Tal parece que los adultos realizan compras compulsivas. A simple vista puede ser un hecho desapercibido, pero sí causa serios efectos en los niños y lamentablemente no son positivos.

A menudo los padres desean cumplir todos los caprichos que sus hijos exigen y es por ello que optan por obsequiarles todo lo que ellos piden. Sin embargo, especialistas concuerdan que existen consecuencias negativas en el desarrollo emocional del niño. Por otra parte nos topamos que los papás tal parece que están compitiendo con otros papás en el mercado y desean destacar con los mejores regalos para sus hijos, pero no ven el mal que esto ocasiona a sus pequeños. 

Desafortunadamente los niños van perdiendo esa esencia, su inocencia, se acostumbran a tener lo mejor, pero al ser adultos siguen con lo mismo y se convierten en personas carentes de valores. 

1.jpg¿Por qué ocasiona efectos negativos?

Como en todo, es necesario que los padres pongan límites y en especial el número de regalos que dedicarán a sus hijos. Es importante que únicamente se basen en lo necesario, en lo coherente y en lo que es prioridad.

En ocasiones podemos encontrar a padres que regalan más de tres regalos en Navidad, ello no sólo porque se ven motivados a cumplir las exigencias de sus hijos, sino porque la mayoría de las veces lo hacen para cubrir ese espacio que existe cuando los padres trabajan y conviven poco tiempo con sus hijos. El daño que ocasionan es que los hijos se convierten en seres materialistas. 

Si bien, la abundancia y el exceso de regalos no es algo que favorece a los hijos, es todo lo contrario, les perjudica a nivel de su maduración personal. Estos niños jamás estarán satisfechos y se acostumbrarán a que todo se les da y cuando ellos dicen. Al igual, se convertirán en caprichosos y cuando algo no esté a su alcance son capaces de hacer tremendo berrinche. 

Lo que resulta más triste y deprimente, es que estos niños no piden juegos porque desean sacar el provecho de sus juguetes, sino que lo hacen porque desean competir con otros niños, saber quién tiene el mejor juego. Su corazón ya no estará en el valor de las cosas, estará en los objetos materiales como tal. 

Para poner fin, es responsabilidad de los padres enseñar a sus hijos a aceptar y valorar lo que se tiene. Un obsequio jamás va a cubrir espacios y tampoco se puede premiar a los hijos pese a que tengan un excelente comportamiento, de lo contrario, los hijos se acostumbrarán a que cada uno de los logros que realicen deben obtener un premio. Por otra parte, retomando el tema principal, los regalos no hacen a la navidad; la navidad significa compartir (tiempos, alegrías, dedicatorias, momentos felices...). Sin embargo, existen determinadas ocasiones en las que sí se puede premiar el esfuerzo que hacen los hijos con un regalo. Estos niños aprenderán a luchar en la vida por lo que desean y también aprenderán la importancia que conlleva el trabajo y la constancia que se debe tener para alcanzar lo que se desea.

Papás, este mundo no necesita niños superficiales y ventajosos, necesita seres sociales y con valores. ¿Qué es lo que se debe tener en cuenta para regalar a los hijos?

Papás, es importante que observen el regalo que realmente le genera ilusión a tu hijo. Es probable que los niños por su mente inocente y ventajosa se abalancen y exijan una lista inmensa de regalos. O lo que es muy común en la actualidad, optan por regalos como tablets, celulares...

  • Si tu propósito es regalar juegos, regala aquellos que realmente sean funcionales, tengan creatividad y les permitan socializar., es decir, que les deje algo bueno a su persona Por ejemplo, juegos de memoria, rompecabezas. Es importante que tu hijo pueda jugar con otros niños, ya que ello ayuda a incrementar los lazos afectivos. Imagina si le regalas a tu hijo algún aparato eléctrico, videojuegos, celulares, tablets... lo único que harás es que estos aparatos roban la atención de tus hijos, se sumergen en este tipo de aparatos que la mayoría de las veces no se les da un uso correcto y que por lo tanto no deja nada bueno a tus hijos. 
  • Productos como tablets o Xbox están de moda, logran entretener a los menores. No está mal que le regales este tipo de juegos a tus hijos, pero hazlo cuando creas que tus hijos están capacitados realmente para saber manejarlos y, papás, siempre vigilen lo que observan sus hijos en productos tecnológicos como tablets. Además no olviden que al tener este tipo de aparatos, son una ventana a las redes sociales, a la pornografía...
  • Comprar regalos que realmente valgan la pena. Compra aquellos que sí van a usar y que consideras necesario. Entre tantos regalos a veces a los niños se les olvida que les has regalado nada más abrirlos, o bien, se enfocan a un solo regalo, lo demás lo olvidan, ya que ellos consideran que ese obsequio no cumple con sus expectativas o porque simplemente lo pidieron por impulso.
psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Bibliografía

https://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-regalar-demasiado-va-contra-desarrollo-emocional-nino-20130104011332.html

Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil