Acceso Centros Añade tu centro gratis

¿De qué y cómo sufren los niños?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Los niños y nilñas sufren como niños, no como adultos y es importante hacer esa diferenciación.

12 JUN 2019 · Lectura: min.
¿De qué y cómo sufren los niños?

El que los niños y las niñas sufran parece algo obvio. Sin embargo, a menudo hay paradigmas del mundo adulto que intentamos aplicarles para entenderlos y no reflexionamos sobre qué es lo que les pasa, poniéndonos en su lugar: como niños.

Los niños no son adultos en miniatura sino seres completos que necesitan de nuestra compresión y apoyo constante amoroso y cercano, y también comprender que cada niño es totalmente diferente y tiene diferentes necesidades; por lo que hay que estar atentos a sus necesidades individuales.

Es importante recalcar que las dimensiones cognitivas y emocionales reaccionan de manera diferente en los niños respecto a la salud, o pérdida de un ser querido. Ellos tienen una extrema vulnerabilidad y son dependientes del mundo adulto respecto a la supervivencia biológica, las relaciones significativas, la formación de su personalidad, así que cada vez que hablemos con niños y niñas debemos estar conscientes de cuál es su edad, y cómo dirigirnos a ellos.

Es necesario estar al pendiente y con el conocimiento de los cambios significativos que se dan a través del desarrollo psicológico que van de acuerdo a su edad.

La socializacion primaria se da en el seno familiar, donde el niño logra tener lo necesario para su bienestar, ya que además de alimentos y cuidados, hay una interacción entre cada miembro de la familia, y los niños aprenden del modelo que tienen: entre más cercanos sean los miembros de la familia con el niño el más crece, más aprende, más respeta, más se integra. Los valores de la familia van de generacion en generacion y los niños son los mas susceptibles para aprender cada paso que la familia da.

En una familia grande o donde los padres trabajan, los niños son cuidados por los hermanos mayores por lo que la vinculación entre ellos puede ser de 2 tipos: si este hermano cuida con amor al pequeño, este lo ama porque es quien le proporciona lo necesario para vivir; sin embargo, si este hermano no le proporciona lo necesario y no le muestra su cariño se va creando una brecha entre ellos y cuando adultos el dolor sigue, entonces parece inexplicable para el que lo cuidó que ese hermano no sea agradecido ya que se sacrificó por él.

¡Recuerda que los niños y niñas no se quedan así toda la vida, crecen, y llevan a su vida adulta lo vivido y recibido durante su niñez!

Un abrazo, Elvira Gonzalez..

Escrito por

Crece Consultores

Ver perfil
Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil