Cuidado con estos errores en una entrevista de trabajo

El mundo laboral tiene mucha competencia, si bien, tu puedes ser el mejor candidato para el puesto, cumples con el perfil necesario, pero un pequeño error en la entrevista te deja sin empleo

19 DIC 2018 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Cuidado con estos errores en una entrevista de trabajo

Necesidad, ilusión, son diferentes los factores que te llevan a conseguir tu primer empleo. Para lograrlo, tienes que pasar por un proceso de selección ya sea por Internet o físicamente. En este proceso se pasa por una entrevista en la cual consiste en convencer a tu futuro jefe del potencial que tienes.

Un mal movimiento en la entrevista de trabajo puede dejarnos sin empleo. A fin de que no cometas algunos errores en la entrevista, te compartimos algunos puntos que debes evitar.

1. Fingir que no tienes defectos

Este es uno de los errores más comunes que cometen las personas aspirantes al empleo, no admiten sus defectos. La falta de honestidad resulta algo tóxico en un ambiente laboral, por lo tanto, si tú dices que eres perfecto podría ser un motivo para que te descarten en el puesto que tanto anhelas de trabajo.

2. Hablar mal de quienes han sido tus jefes

Hablar mal, aunque no solamente sea de jefes anteriores empresas en las cuales has laborado, no es recomendable. Te imaginas, qué podrá pensar la persona que te está entrevistando si tú te estás expresando mal de tus jefes anteriores, a ella no le consta que le dices la verdad, entonces esto no habla bien de ti. Evita frases como “fue un error trabajar en ese lugar “, "mi trato con mi superior no era bueno", "no me gustaba la política de mi empresa“. Puedes optar por frases como “En su momento me cambiaron de jefe tres veces, por lo tanto comencé a buscar trabajo".

3. No tomarte la molestia de mirar la página web de la empresa

Es importante que al momento de acudir a una entrevista de trabajo se tenga noción de la empresa a la cual se postula como candidato. No está demás echarle un vistazo a su página web, es más, se considera una obligación. A menudo en las entrevistas piden opiniones sobre la página web de la empresa, también podrían tomar tu punto de vista acerca de esta, entonces es necesario que te prepares y visite su página web.

4. No dar gracias

Imagina, todo en tu entrevista ha ido excelente, tu currículo cumple con lo necesario, tienes el perfil exacto que busca la empresa, pero al final de tu estupenda presentación y en tu proceso de selección jamás mostraste gratitud. Este error le ha costado ha muchos candidatos el puesto de trabajo, por lo tanto, se debilitan las posibilidades de que tú tengas el trabajo en esa empresa.

5. Pensar que es la hora feliz

Algunas empresas graban las entrevistas con candidatos y se puede observar en estas grabaciones que algunos candidatos no se toman en serio lo que están diciendo. Si tú entrevista es por Internet, evita cometer acciones que estén fuera de lo que deseas alcanzar, céntrate solamente en tu entrevista; no puedes beber una cerveza al momento en que la otra persona está en tu pantalla entrevistándote.

6. Negociar como principiante

En las entrevistas también se llega a negociar el salario, por lo tanto, en esta negociación pueden relucir tus necesidades económicas, por ejemplo, no puedes decir "me podrían pagar más porque el siguiente mes tengo un evento importante" (pagar boda, carro…) hay diferentes maneras de negociar, no puedes mezclar tus motivos personales para alcanzar un salario más alto.

7. Traspasar el límite de confianza y la arrogancia

Suele suceder que algunos aspirantes al puesto no paran de hablar, si este es tu caso, el entrevistador no podrá examinar tu preparación y por lo tanto no se verá convencido para que tú encajes en el puesto. No olvides que tú eres el que va a responder preguntas, más no el que las va a realizar. Tampoco te aceleres y mucho menos debes preguntar cuándo te vas a incorporar a la empresa, esto puede traer graves consecuencias para que alcances el empleo. Traspasar el límite entre la confianza y la arrogancia no es bueno, resulta ser demasiado fastidioso.

8. Trabajar en dos bandos

"El que sirve a dos amos con uno queda mal". Puede ser una persona realmente competente, con muchas habilidades y ello te facilitará encajar en cualquier puesto de trabajo. Pero resulta ser demasiado incómodo para una empresa que labores para otra más.

explicar.jpg9. Presentarse a la entrevista con un amigo o familiar

¿Te lo puedes imaginar? Una empresa se muestra interesada en conocer a sus futuros candidatos, entonces se espera que en la entrevista de trabajo únicamente tú, quién eres el interesado, acuda a esto. No es buena idea acudir con tus amigos, con tu pareja con tus padres. Aunque parezca una broma, estos hechos sí suelen suceder; candidatos acuden con su mamá o con su pareja. Si bien, te pueden acompañar, pero jamás deberá presenciar tu entrevista de trabajo.

10. No hacer preguntas

Por lo regular al finalizar una entrevista los reclutadores preguntan a sus candidatos si tienen alguna duda. Este es un punto muy importante, si tú dices que no tienes ninguna duda puedes dar a demostrar que esto no te importa lo suficiente, que no estás del todo interesado en obtener este puesto de trabajo. El que tú no realices preguntas también puede indicar que no gastaste tiempo en investigar acerca de la empresa, también puede transmitir la idea de que probablemente tú seas una persona desinteresada. Es importante que realices buenas preguntas, la entrevista puede resultar más interesante y obviamente llama la atención del reclutador.

11. Mentir sobre contactos

No es bueno que tú te inventes que llevas buena relación con algún empleado de la empresa. No es lo mismo conocer a alguien a afirmar que eres amiga (o) de ese alguien. Las mentiras tarde o temprano salen a la luz. Por lo regular las empresas investigan a sus candidatos y resulta desagradable que al llamar a su antiguo jefe descubran que ese candidato es un mentiroso compulsivo.

12. Maleducado con las recepcionistas

Algunas empresas utilizan diferentes métodos en su proceso de selección, por ejemplo, bien podrían llevar a cabo un evento e incluso una comida con los candidatos y trabajadores de la empresa; esto puede ser una prueba. Sucede que algunos candidatos no se dan cuenta que esa comida o evento pese a ser una situación informal, forma parte del proceso de selección. En este tipo de situaciones se observa el comportamiento del candidato en un escenario más relajado, se observa cómo se relaciona con las demás personas: si hay respeto, amabilidad... se procura recabar toda la información necesaria  sin importar si es recepcionista.

13. Acoso a trabajadores

No cometas el error de hablar a la oficina una docena de veces. La mayoría de las empresas tienen identificador de llamadas y resulta demasiado irritable que una persona interesada en el puesto de trabajo llame una docena de veces.

PUBLICIDAD

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre psicología organizacional