¿Por qué me siento tan cansada?

Solemos darle mayor importancia al malestar corporal generado por el sobre esfuerzo. Sin embargo el cansancio puede no ser sólo físico y de ese nos ocuparemos en esta nota. 

3 FEB 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Por qué me siento tan cansada?

¿Te ha pasado que no has podido seguir algo que estabas haciendo? Si tu respuesta es afirmativa déjame decirte que te encuentras experimentando los efectos de la fatiga mental.

El cansancio puede producirse como consecuencia de actividades intelectuales que llevan a que te encuentres en un estado de agotamiento donde la fuerza física no se encuentra presente sino la actividad mental.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se trata de un cansancio relacionado con cuadros de depresión, ansiedad, exceso de tareas y falta de recursos, síntomas prolongados de estrés. Cuando comienza a existir dificultad en tu concentración, falta de memoria o bajo rendimiento. También puede ser un indicador de que te encuentras frente a este fenómeno cuando tu organismo presenta somnolencia, dolor de cabeza y de ojos (cuando fijas la vista demasiado tiempo a un computador), sensación de aturdimiento, mareo, irritabilidad, ataques de llanto o fuerte sentimiento de nervios, vulnerabilidad emocional, entre otras.

 

¿Es el burnout cansancio mental?

En primer lugar definiremos el síndrome del burnout. Se trata de un trastorno emocional y psicológico de creación reciente relacionado al ámbito laboral, al estrés causado por el trabajo al estilo de vida del empleado. Puede traer consecuencias graves, tanto a nivel físico como psicológico.

Los síntomas más comunes son la depresión y la ansiedad. El síndrome del quemado, como también se denomina al burnout suele presentarse en personas que han elegido su oficio de manera vocacional, esto es, carreras como la medicina, enfermería, profesorado y con menos asiduidad en trabajos que se desarrollan de manera obligatoria. Podemos destacar que si bien, comienzan en el ámbito laboral, las manifestaciones terminan por extenderse a la vida social y familiar del trabajador afectado.

¿Cómo  logras combatir el cansancio mental?

Podemos concluir en que la raíz de la fatiga cerebral se encuentra íntimamente relacionada con la exigencia que tú le haces a tu cabeza para cumplir su interminable lista de tareas pendientes.

El organismo del ser humano necesita cierta cantidad de actividad, pero cuando ésta se torna excesiva produce un desgaste de energía por el cual el cuerpo necesita períodos alternos para recuperar las fuerzas pérdidas y de este modo lograr que los órganos y tejidos descansen para poder continuar otorgándote el funcionamiento correcto.

Un reciente estudio que ha sido realizado por la Escuela de Deportes, Salud y Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Bangor, en Reino Unido, dio a conocer que el cansancio mental también afecta el rendimiento físico de una persona dando la sensación de que las tareas o ejercicios sencillos den la sensación de ser equivalentes a los más complicados.

 

Existen algunos hábitos sencillos para que no padezcas cansancio o fatiga mental, sea preventivamente o a los fines de combatirlo sin necesidad de recurrir a fármacos:

  • Aliméntate bien. Muchas personas experimentan esta fatiga porque no se nutren como deberían. Ello puede ocasionar que pierdas la concentración y te sientas cansado y agotado mentalmente, pues tu organismo no dispone de los nutrientes requeridos para que funcione óptimamente. Es importante que sepas de debes comer varias veces al día, preferiblemente realizar 5 comidas diarias especialmente en épocas de mucho trabajo.
  • Ingiere un suplemento natural. Existen diferentes suplementos que son ideales para épocas en que te encuentras teniendo que realizar un esfuerzo mental extra. Esto puede ayudarte a estar más concentrado y a superar las demandas extras.
  • Duerme bien. Dormir bien tiene muchos beneficios y cuando no lo haces o lo haces de manera incorrecta tu cuerpo y tu mente lo notan. Con lo cual, no hay nada mejor que un buen descanso para prevenir el cansancio mental y que estés más lúcido y alerta durante el día.
  • Bebe agua. Si alimentarse bien es positivo para mantener buenos niveles de atención y concentración, igual de necesario es consumir agua. La deshidratación es una de las principales causas del cansancio mental asimismo de la cefalea, esto es, intensos dolores de cabezas.
  • Practica ejercicio físico. Este es uno de los hábitos más saludables que puedes tener, pues ayuda a sentirte mejor, y al liberar neuroquímicos como endorfinas o serotonina te sientes más feliz.
  • Descansa. Además de que debes dormir correctamente, es necesario que descanses durante la jornada laboral, alejando los ojos de tu pantalla – en caso de que utilices un computador – o caminando algunos minutos por tu oficina. Lo importante es que realices pausas, tomes aires por algunos minutos y continúes. Cuando vuelvas te sentirás mejor, renovado y con más energías.

Si prestas atención a estos consejos pero no logras darle un respiro a tu cabeza, busca ayuda profesional. Un Psicólogo o Psicóloga especializados en Terapia cognitivo conductual, Síndrome de burnout, ansiedad y demás trastornos y síntomas asociados, puede ayudarte a descansar tu mente y curar la fatiga mental y emocional en que te encuentras.

 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre autoestima