Consejos para elegir una carrera universitaria

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Una de las decisiones más difíciles en la vida está relacionada a lo que nos dedicaremos a futuro: ¿Qué es lo que debemos estudiar?

11 ene 2019 · Lectura: min.
Consejos para elegir una carrera universitaria

Para terminar con este tormento varios expertos recomiendan llevar a cabo cursos que no conlleven gastos, ya que la vocación se debe construir, más no esperar y mucho menos forzar. 

¿Que estudiaré?, ¿Qué estudiaré? Es la interrogante que frecuentemente se hacen los chicos que van en bachillerato y que están a punto de elegir su profesión. Hoy pueden pensar en alguna carrera en especial, pero mañana pueden pensar en otra diferente y así día a día su opinión y sus gustos serán diferentes. Sin embargo, a continuación les compartimos algunas pautas que se deben seguir al momento de hacer una elección de carrera. 

No hay prisa por elegir

Tu mejor aliada en estos casos va a ser la distancia, ya que ella te va a quitar presión de encima. Al tomar distancia tendrás diferentes perspectivas.

¿Qué vas a estudiar? Esta pregunta la debes ver como si fuera hacia otra persona, qué debe hacer ella o él, para qué es bueno, qué le gusta o qué le atrae; es necesario aclarar tus ideas. Si bien es cierto, a esta edad es difícil saber qué es lo que realmente queremos, somos unos adolescentes indecisos, por ello es necesario y sumamente importante que te dediques tiempo para ti, toma todo el tiempo que necesites para ver con claridad lo que realmente quieres ejercer. Viaja, date tiempo, toma un descanso y ello te ayudará mucho.

No hay prisa por elegir una carrera, eres joven, a todos nos pasa que tenemos problemas para elegir: una amiga un día quería estudiar nutrición, al día siguiente, psicología, al otro día arquitectura, después diseño gráfico y por último, ciencias de la comunicación. Si te das cuenta, nada que ver una profesión con la otra, completamente distintas, pero no pasó nada. Además, si se te dificulta esta tarea, es recomendable acudir por orientación. 

Se vale experimentar 

Cuando se elige una profesión y se comienza a estudiar, es probable que en determinado momento pienses que estás cometiendo un error, pero no pasa nada, lo volvemos a repetir ¿Cuál es la prisa? 

Por ejemplo, conocí a un joven que es brillante en todo lo que hace, realizó examen para dos universidades importantes del país, tuvo la fortuna de que en ambas universidades fue aprobado. Sin embargo, para cada universidad eligió diferente profesión: por una parte ingeniería civil y por otra ingeniería aeronáutica. Pues bien, tenía dificultad para elegir no solo en qué universidad estudiaría, sino también qué profesión elegiría. Por un lado se topaba que su papá estudió ingeniería civil en una de las universidades a las que aprobó; tenía ese peso o responsabilidad sobre sus hombros, seguir con el legado del papá; finalmente decidió experimentar por medio año la carrera de ingeniería civil; mientras tanto, las inscripciones para la profesión de ingeniería aeronáutica aún no comenzaban. Pues bien, ya que experimentó en ingeniería civil y sus notas eran para aplaudir, decidió abandonar esa institución con gran reconocimiento a nivel internacional y se cambió de universidad y de ingeniería. 

No pasó nada, solo pasó el hecho de que él está estudiando lo que realmente quiere y no perdió nada con experimentar. 

Valora tus competencias 

No olvides que el mercado laboral cambia constantemente, por lo tanto, las profesiones también lo hacen. Toma en cuenta aquellas competencias que siempre estarán en el mercado laboral. Pero no solo elijas lo que más dinero te aportará, sino lo que realmente te gustará. Por ejemplo, no puedes optar por una profesión que te va a subir tus cuentas bancarias si no eres feliz con lo que vas a hacer. Ahora bien, si eres bueno para el inglés, estudia una carrera que lo explote al máximo: relaciones internacionales, turismo...Si tu talento está en lo números, opta por una ingeniería. Ahora bien ¿Para qué eres bueno? No pasa nada si te cuesta trabajo identificar tus competencias, algo en esta vida te debe gustar, ¿Qué es? 

Como tip, algunas de las profesiones del futuro están relacionadas a: idiomas, matemáticas, estadística, programación, redes sociales, informática, habilidad social, ventas….

jose-alejandro-cuffia-1056762-unsplash.jAprende, cultívate  de algo

Al cultivarte de algo, significa que vas por buen camino para llegar a ser un profesional. En este punto también puedes tomar lo bueno de las personas que están a tu alrededor. Crea amistades en el mundo laboral puesto que ello más adelante te servirá. 

No al reinventarse

Aprende el significado de la palabra reinventarse; no se trata de ir de curso en curso, ya que estarás perdiendo el tiempo.

Es mejor que planifiques una estrategia, elijas un destino y te pongas en marcha para alcanzarlo. Conozco a personas que por más cursos y talleres a los que asistan no dejan de lucir colo como personas egocéntricas que creen que son sabelotodo, eso no significa que sean profesionales. Y para qué reinventarse, no somos objetos que puedan irse agregando más funciones. Ahí no está la clave. 

Valora las oportunidades

Muchas veces tenemos oportunidades y no sabemos cómo aprovecharlas, si serán buenas o malas, por lo tanto, una forma de saberlo es que investigues. Pregúntate cuántos de tus compañeros han conseguido trabajo, ¿Qué tipo de empleo tienen? ¿Eso es lo que a ti te interesa? ¿Puedes destacar y adquirir más conocimiento en esa empresa?

Es importante que no te dejes guiar por los datos que los centros formativos arrojan, ya que la mayoría de las veces ocultan datos importantes. Busca tus propias fuentes de información. En la actualidad puedes acceder a las redes sociales o alguna otra plataforma que te ayude a intuir. Durante la investigación que realices, elige la opción que le ha funcionado a la mayoría.

psicólogos
Escrito por

Psico.mx

Bibliografía

https://elpais.com/economia/2017/06/20/actualidad/1497960427_577652.html

Deja tu comentario