¿No puedes desplazarte a ningún centro?
Encuentra un psicólogo online
Acceso Centros Añade tu centro gratis

Cómo superar el sentimiento de culpa

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Aunque el sentimiento de culpa se considera una emoción normal, existen personas que no pueden controlar esta situación y se sienten culpables casi por todo.

20 SEP 2016 · Lectura: min.
Cómo superar el sentimiento de culpa

El sentimiento de culpa surge porque a partir de una acto provocado por nosotros y que tuvo consecuencias negativas en un tercero. La culpa es un sentimiento normal en este tipo de situaciones porque nuestra mente nos está diciendo que hemos hecho mal y que, de alguna forma, tenemos que reparar el daño. A esto se le llama culpabilidad manifiesta.

Pero hay personas que viven constantemente con este sentimiento, casi por cada cosa que hacen o dicen. Piensan de forma casi obsesiva acerca de lo que, según ellos, hicieron mal, aunque sea una nimiedad, y no pueden dejar de sentirse culpables, aunque, de hecho, no haya hecho nada malo. Ésta se conoce como culpabilidad mórbida.

Seguramente todos conocemos a gente que, por ejemplo, si alguien llega y está enojado, se siente automáticamente culpable por eso, aunque no tenga nada que ver con el enojo. Y así sucesivamente, todo lo malo que sucede en su entorno es su culpa. Siempre tiene que estar preocupado por analizar qué es lo ha hecho mal en todo momento y con todas las personas de su alrededor.

Este tipo de personas suelen autodespreciarse, son en extremo autoexigentes, no soportan la idea de equivocarse en nada, necesitan ser aprobados por su entorno en casi cualquier actividad que desempeñen, pero sobre todo tienen pavor a ser rechazados.

Y ¿qué podemos hacer?

Lo primero que podríamos hacer es reconocer el sentimiento de culpa, y cuando lo tengamos identificamos tendríamos que preguntarnos qué es lo que nos está haciendo sentir mal, es decir, mirar si es que realmente hemos hecho algo malo que pudiese haber dañado a alguien y si es así, proceder a repararlo de alguna forma, ya sea pidiendo perdón o preguntando si podemos hacer algo al respecto.

Aunque no en todos los casos podremos resarcir el daño, por lo menos estaremos conscientes que nos equivocamos y este solo hecho ya representa un paso adelante en nuestro camino para aminorar la culpa.

Pero si, por el contrario, nos sentimos culpables por todo y por todos, entonces la situación puede derivar a problemas mayores. Esto quiere decir que cuando no podemos evitar la culpa, entonces es que está claramente ligada a otros trastornos, siendo el más recurrente el de la depresión.

Mira si estás siendo muy duro contigo mismo y no toleras el equivocarte, si tienes baja autoestima y si, por ejemplo, cuando te piden algún favor que no puedes hacer entonces te sientes culpable. En este punto tendrías que pensar cuáles son los motivos de tus sentimientos, es decir, cuál es la procedencia de éstos. Aunque si no te sientes capaz de hacerlo, siempre puedes acudir con un psicólogo que te ayude a buscar el origen de tu constante culpa.

Piensa que en la vida ya tenemos, de por sí, mucho problemas como para que encima te crees más de los que tienes. Libérate y sé feliz, o al menos inténtalo.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre consejos para usuarios