Acceso Centros Añade tu centro gratis

¿Cómo diferenciar el trastorno de pánico, la ansiedad y la fobia?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Saber reconocer la diferencia entre los tres es fundamental para buscar la ayuda adecuada, aprender a controlarlos y mejorar la calidad de vida.

22 MAY 2020 · Lectura: min.
¿Cómo diferenciar el trastorno de pánico, la ansiedad y la fobia?

El ataque de pánico, la ansiedad y la fobia son trastornos psicológicos cada vez más frecuentes y aunque presenten algunos síntomas semblantes, hay diferencias entre ellos. Saber reconocerlos es fundamental para controlarlos y así mejorar la calidad de vida. En este artículo te contaremos cómo los tres se manifiestan y cuáles son las principales diferencias entre ellos.

¿Qué es el trastorno de pánico?

El pánico es un trastorno de ansiedad en lo cual la persona tiene una sensación de muerte inminente. Durante un ataque de pánico, el individuo presenta sensaciones físicas muy desagradables que lo llevan a sentir una falta de control desesperante. Los principales síntomas son:

  • Palpitaciones
  • Sudor
  • Temblores
  • Falta de aire
  • Dolor en el pecho
  • Mareo
  • Sensación de desmayo
  • Náuseas
  • Dolor muscular
  • Despersonalización (la persona siente que observa a ella misma, como si estuviera fuera del propio cuerpo)
  • Hormigueo en la cara, las manos o pies
  • Escalofríos

Una crisis de pánico suele empezar sin motivo aparente y de manera inesperada, podiendo surgir incluso cuando se está durmiendo. Aunque el miedo sea verdadero y aterrorizante, no existe ningún peligro real. O sea, la persona no está muriendo o teniendo un ataque de corazón.  

El punto máximo de la crisis es alcanzado en algunos minutos, pero cuando pasa el individuo se siente agotado y exhausto por varias horas. Además, después del ataque la persona pasa a tener miedo que haya una repetición, puesto que muchos califican este momento como la peor experiencia de sus vidas. Así, quien lo padece presenta cambios significativos en su comportamiento y pasan a evitar algunas situaciones con miedo de tener otra crisis. 

Según diversos estudios, tres de cada 100 personas pueden sufrir por lo menos un ataque de pánico a lo largo de sus vidas. El problema es más frecuente en las mujeres y suele empezar entre los 25 y 35 años. 

¿Qué es la ansiedad patológica?

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo al estrés en la cual sentimos un miedo y/o aprehensión relacionados a lo que estar por venir. Una entrevista de empleo, tener que hablar en público, la primera cita con alguien que estamos enamorados son situaciones que generan ansiedad en la mayoría de las personas. Este tipo de ansiedad, conocido como ansiedad adaptativa, es normal y benéfica. Es algo instintivo que suele estar relacionado a situaciones nuevas y en el fondo sirve para alejarnos del peligro y para conservar nuestra integridad. 

Sin embargo, para muchas personas la ansiedad no desaparece con el tiempo, incluso empeora. En estos casos de ansiedad patológica la persona puede tener algunos síntomas físicos parecidos como los de un ataque de pánico como, por ejemplo, dolores el el pecho, taquicardia, temblores, falta de aire, entre otros. Sin embargo, son dos trastornos psicológicos distintos. La ansiedad patológica es persistente mientras que las crisis de pánico tienen una duración determinada. Vienen y se van. 

¿Qué es la fobia?

La fobia es un tipo de trastorno de  ansiedad en lo cual la persona siente un miedo extremo e irracional de una situación, objeto o animal. Quien tiene alguna fobia a menudo hace de todo para evitar lo que considera peligroso. Por ejemplo, si siente terror ante la idea de entrar en un ascensor seguramente optará por utilizar las escaleras. 

Los tipos de reacciones más usuales observados en quien tiene alguna fobia son:

  • Ansiedad y temor intenso cuando está expuesto a lo que causa la fobia
  • Sensación de impotencia por no poder controlar este temor
  • Reconocimiento que el miedo es irracional y exagerado, pero incapacidad de superarlo
  • Reacciones físicas como taquicardia, falta de aire, sudoración, desmayos

Como se puede ver, las fobias tienen algunos síntomas muy parecidos con la crisis de pánico, pero son disturbios distintos. Mientras que en las fobias existe un miedo específico que desencadena el problema, en el pánico no existe causa aparente y la crisis puede ser desencadenada ante cualquier situación. 

La importancia de buscar ayuda psicológica

Tanto la ansiedad patológica, cuanto las fobias y las crisis de pánico son disturbios incapacitantes. Además, la mayoría de los casos sólo son controlarlos cuando hay el soporte de un psicólogo. Por esto, si sufres alguno de estos trastornos, no dudes en buscar apoyo psicológico. Un profesional calificado sabrá cual es la mejor manera de afrontar el problema y te ayudará a retomar la calidad de vida.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Silvia moreira

    Si muy bien descrito ho sufia muchisimos los ataques de panico con ayuda profesional y ayuda de Lo espurutual Dios me ha calmado muchisimo . Antes no podia salir me daba miedo que me pasara en publico y si babia mucha gente junta tenia que salir de los lugares cerrados .no sabia que me pasaba .pero gracias a un amigl medico y ami Dios los he superado muchisimo si se puede pero es bueno que hagas el tratamiento al pie de la letra porque algo que me hizo mal al principio que me senria mejor dejaba las pastilla pero despues era peor .otro consejito si les sirve demoran muchos dia 15 en hacerte efecros los remedios ñero salir al aire libre respirar la natjraleza tomar agua calma muchisimo

últimos artículos sobre ansiedad