5 claves para tolerar mejor la frustración

La frustración es parte de la vida y puede incluso ser benéfica, puesto que nos ayuda a madurar emocionalmente. Sin embargo, muchas personas son incapaces de tolerar bien sus frustaciones.

25 SEP 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

5 claves para tolerar mejor la frustración

La frustración es un sentimiento que hace que el individuo se sienta triste, decepcionado y sin esperanza debido a la imposibilidad de satisfacer una necesidad o un deseo. Este sentimiento de impotencia puede originarse cuando alguna situación (una reunión, un examen, un viaje, etc.) no sale como lo esperado, cuando alguien no cumple con nuestras expectativas y incluso cuando nosotros mismos fallamos.

La frustración es parte de la vida y ocurre muy a menudo. En el transcurso de un día somos frustrados innúmeras veces. Pero las personas toleran la frustración de maneras distintas. Aquellos que tienen una alta tolerancia a la frustración consiguen gestionarla mejor. Son capaces de lidiar con los reveses y salen más fuertes de las adversidades cotidianas. Luego, son más resilientes.

Por otro lado, las personas con baja tolerancia a la frustración pueden sentirse frustradas por inconvenientes pequeños, como una noche de mal sueño, los niños ruidosos, los atascos de tráfico, etc. Además, las personas que sufren intolerancia a la frustración suelen desistir de sus sueños y objetivos antes de alcanzarlos porque no aguantan los contratiempos que fatalmente van a surgir en el camino.

Principales señales de la baja tolerancia a la frustración

La poca tolerancia a la frustración puede manifestarse de diferentes maneras, pero los principales signos son:

  • Procrastinación debido a la incapacidad de tolerar la frustración asociada con una tarea aburrida o difícil
  • Respuesta exagerada a los problemas
  • Irritabilidad y agresividad cuando es frustrado
  • Culpar a los demás cuando algo no sale como se había planeado
  • Rendirse inmediatamente cuando hay un desafío u obstáculo
  • Busca constante de una gratificación inmediata
  • Temor al fracaso y falta de paciencia
  • Falta de foco
  • Intolerancia al proceso natural de aprendizaje
  • Pensamiento radical; Poca flexibilidad
  • Impulsividad e impaciencia

Causas de la baja tolerancia a la frustración

Ser más tolerante a la frustración es una habilidad que vamos desarrollando con el tiempo. Cuando somos niños no tenemos las herramientas emocionales necesarias para lidiar con nuestros deseos frustrados. Sin embargo, hay personas que siguen sin tenerlas en la vida adulta. Las principales razones por las que algunos individuos tienen baja tolerancia a la frustración son:

  • La salud mental: estudios apuntan que la ansiedad, la depresión y el TDAH pueden reducir la tolerancia a la frustración
  • Sobreprotección en la niñez: niños sobreprotegidos y que no escucharon no cuando eran pequeños tienen el desarrollo emocional perjudicado y son incapaces de crear herramientas propias para lidiar con la frustración cuando adultos.
  • Creencias personales: alguien que piensa cosas como “la vida debería ser fácil” o “mis expectativas siempre deben ser cumplidas” será menos tolerante con las situaciones estresantes del día a día.

5 claves para tolerar mejor la frustración

La tolerancia a la frustración puede ser desarrollada. Con dedicación y práctica es posible disminuir la intensidad de la frustración y aprender a expresarla de una forma más apropiada. A continuación verás algunas ideas que te ayudarán a gestionarla:

  1. Acepta los momentos difíciles: busca entender que casi todos los días pasaremos por situaciones incomodas y muchas de ellas están fuera de nuestro control.
  2. Permítete cometer errores: todos cometemos errores y es eso que nos hace crecer. Una persona que no se arriesga por miedo a equivocarse jamás conquistará nada.
  3.  Aprenda a calmar tu mente: la meditación, las técnicas de respiración profunda, la relajación muscular y la actividad física pueden ayudarte a controlar los síntomas de la frustración de una manera saludable.
  4.  Utiliza la frustración como motor de impulso: si bien canalizada, la frustración puede ser una fuente inagotable de motivación.
  5. Evita procrastinar: prioriza lo que tienes que hacer y haz una sola tarea a la vez. Usa técnicas de gestión del tiempo y haz planes contemplado imprevistos.

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre agresividad