Acceso Centros Añade tu centro gratis

Cinco mitos sobre la infancia

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

En cada cultura encontramos una serie de mitos sobre la infancia, que no siempre tienen fundamento pero damos por verdaderos sin cuestionar.

14 NOV 2018 · Lectura: min.
Cinco mitos sobre la infancia

Los papás y las mamás tienen sus ojos puestos en cada etapa de sus hijos, porque para ellos son lo más importante en la vida. Hasta aquí, no hay discusión. No obstante, combinar trabajo, con tiempo libre y creencias arraigadas sobre la crianza, puede ser un rompecabezas difícil de gestionar y generar más dudas que certezas.

Los mitos son un conjunto de creencias que en ocasiones nos encaminan a reaccionar sin antes analizar. Nos permiten justificar la reacción automática, pero no dejan espacio para la reflexión. Pensamos que estamos educando a los hijos “correctamente" porque "siempre se ha hecho así", pero puede que haya llegado el momento de replantearnos algunas creencias. 

En la mayoría de los casos los mitos carecen de fundamento, y por ello debemos cuestionarnos si realmente esas ideas que tenemos son reales o se pueden modificar.

Cuando un niño se porta mal es por llamar la atención

Este es un mito que ha acompañado a generación tras generación. Incluso es fácil escuchar que los abuelos o tíos mencionen esta frase, pero no es del todo cierto.  Pensar que cualquier reacción llamativa del niño se debe a un capricho sin importancia, es un arma de doble filo: ¿hemos indagado qué puede estar afectando o incomodando al niño? ¿hemos intentado hablar con él o ella sobre cómo se siente? ¿hemos usado su lenguaje (cuentos, canciones, historias) para entender qué le está pasando? 

Para que el niño aprenda se debe de castigar

Esto es otro mito que acompaña a la infancia. Pero ¿realmente un castigo ayuda a que los niños aprendan? La  respuesta es no, se debe trabajar en conjunto con el niño o con los hijos, ya que puedes bloquear su aprendizaje cuando asocian castigo con atención de los padres. No sólo se trata de educar a niños obedientes, se necesitan niños auto regulados.

Cuando un papá genera presión o fuerza el aprendizaje de su hijo, no se ve favorecida la salud emocional del niño. Tiene todo el efecto contrario, se le dificulta poder entender lo que le enseñan los demás debido que sus padres consideran que su falta de aprendizaje es una conducta inapropiada. Esta conducta inapropiada se esconde para evitar ser castigados.

shutterstock-1022253304.jpg

Ya te tomó la medida

Esta es otra de las frases que solemos escuchar y es otro mito más. Los niños no nacen manipuladores ni calculadores. Mientras más pequeños son, más atención requieren y hay que encontrar el lenguaje adecuado para entablar diálogos con ellos y que sientan que pueden contar con sus padres en todo momento, que con los berrinches no consiguen lo que quieren.

Tampoco olvidemos que los niños son pequeñas esponjitas que todo absorben, y aprenden de lo que viven y ven. Un niño que se cría en un ambiente donde hay respeto y empatía, al crecer son seres confiables que merecen ser amados incondicionalmente. Imagina si pasa todo lo contrario; es por ello la importancia de comunicarnos de la mejor manera posible.

Son muy pequeños para hablar de sexualidad

Es muy importante hablar de la sexualidad con los niños. La mayoría de los errores se cometen cuando hay una carencia de información. Por lo tanto, es importante hablar de este tema; debes encontrar el momento adecuado para hacerlo y las palabras adecuadas según la edad. 

Puedes introducir el tema antes de que otros lo hagan, principalmente sus compañeros. Si tú te adelantas en este paso, cualquier pregunta que tenga acudirá a ti, y verá en ti a alguien que lo puede comprender. Por lo tanto papás, en este tema de la sexualidad deben ser ustedes la primera fuente.

Para qué explicarles si no se dan cuenta y no entienden

Esto es subestimar la capacidad cognitiva de los niños. Muchos papás suelen cometer este error y al hacerlo pueden afectar la autoestima de los  pequeños.  A los niños siempre se les debe hablar con la verdad, para eso existen diferentes formas de dialogar y se debe de establecer el lenguaje apropiado para que logren comprenderlo. Los mayores debemos adaptarnos con inteligencia a su nivel de entendimiento.

Si se mantiene una comunicación madura en los asuntos de lugar favorece a las personas que lo conforman, sin importar la edad. Para cerciorarse de que la comunicación fue efectiva, puedes pedirles que digan qué es lo que entendieron o qué dudas tienen.

Se debe tener en cuenta estos cinco mitos de la infancia; podemos analizar y poner en balanza si realmente estamos educando correctamente a los hijos. Detrás de cada mito hay consecuencias y algunas de ellas son muy complejas para reparar.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre psicología infantil