Casa desordenada: vida en caos

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Es sabido que desde siempre se ha pensado que el orden, o el caos, que tengamos en nuestra casa es un reflejo de nuestra vida y estado de ánimo, ¿será así?

12 dic 2016 · Lectura: min.
Casa desordenada: vida en caos

Todos hemos escuchado alguna vez que la presentación de nuestra casa es el reflejo de lo que pasa en nuestra propia vida, es decir, si tenemos nuestro hogar ordenado y recogido es que en nuestra cotidianeidad impera la tranquilidad, la paz y el orden, pero por el contrario, si somos de los que, por ejemplo, no podemos llevar a alguien a nuestra casa de manera improvisada porque siempre está tirada, con cosas por todos lados entonces deberíamos echar un vistazo a nuestra propia existencia.

Numerosos estudios psicológicos argumentan que una casa despejada, ordenada y con colores mayormente claros puede influir positivamente en nuestra mente y hacernos ver todo de una forma más positiva. Esto se conoce como neuroarquitectura, concepto acuñado por Fred H Gage, quien al lado de Peter Ericsson, quienes en 1998 descubrieron que el cerebro podría generar nuevas neuronas si se vive en lugares que son confortables, tranquilizantes y luminosos.

Por otro lado, si las personas viven en entornos agobiantes, saturados y oscuros, pueden generar emociones negativas y hasta depresivas, además que esto mismo contribuye a una mentalidad de hastío y estancamiento.

desorden.jpg

Si este es tu problema, pueden empezar ya a cambiarlo todo llevando a cabo, poco a poco, acciones que contribuirán a que tu espacio vital sea beneficioso para tu mente y tu vida.

  • Deshazte de cosas que ya no necesitas. Si tienes cosas que solo estorban y que nunca has usado, o has utilizado muy poco, es que no las necesitas. Empieza por reunirlas y deshacerte de ellas para empezar a despejar el espacio.
  • Cuando el lugar se encuentre un poco liberado, limpia a fondo, seguramente si has acumulado gran cantidad de cosas, también se haya acumulado polvo a montones.
  • Sigue con tu clóset. Aunque no lo creas, el desorden en el lugar donde guardas tu ropa también puede ser perjudicial para tu salud mental. Tira las prendas que lleves más de un año sin usar y luego dobla y acomoda lo que hayas dejado.
  • Pinta tu casa o habitación. Para darle un nuevo aspecto al lugar donde pasas más tiempo compra un bote de pintura de tonos claros y ponte a pintar.
  • Finalmente echa a volar tu imaginación. Acomoda los muebles de forma que el sitio se vea más despejado, pon cuadros donde antes no los había, cambia las viejas cortinas por unas nuevas.

Cuando esté todo terminado párate enfrente del lugar y automáticamente sentirás una sensación muy positiva, se podría decir que hasta de alivio. Esto solo es el comienzo para mejorar y poner en orden tu vida, verás que a partir de esta acción, todo fluirá y será mucho menos complicado de lo que parecía al principio. ¡Tu tienes el poder de cambiar!

psicólogos
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario