¿No puedes desplazarte a ningún centro?
Encuentra un psicólogo online
Acceso Centros Añade tu centro gratis

Alimentos saludables para canalizar la ansiedad

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

La comida y la ansiedad son buenas compañeras. De hecho, mucha gente "controla" su ansiedad consumiendo alimentos que sacien su angustia, pero este hábito se convierte en un círculo vicioso.

27 SEP 2019 · Lectura: min.
Alimentos saludables para canalizar la ansiedad

Que el chocolate aumenta las endorfinas y por tanto, la sensación de bienestar, es cierto. Sin embargo, cantidades elevadas de chocolate producen el efecto contrario: angustia y ansiedad por la necesidad de consumir más.

Que los azúcares nos dan energía y placer. ¡Por supuesto! Pero una gran cantidad de azucar al día genera la sensación de pesadez corporal y nos da un bajón anímico. 

No es un secreto que los estados de ánimo están directamente ligados a nuestro estado físico y que la alimentación es clave para regular la salud corporal y mental. Por eso, ante momentos de ansiedad, el primer impulso de muchas personas es buscar algo qué comer, algo que llene ese "vacío" interno, que podemos interpretar como hambre.

¿Comemos por ansiedad o tenemos ansiedad por comer? Los expertos en el tema coinciden en que primero es la ansiedad y luego, la necesidad de comer. Es decir: nuestra mente quiere decirnos algo y en vez de escucharla, tapamos el mensaje consumiendo alimentos. Y no nos referimos al caso extremo del comedor compulsivo, sino a una persona que en condiciones normales, va "picoteando" botanitas, chocolates, galletas y luego, cuando viene la hora de la comida, no tiene problema en sentarse con un buen plato. 

El hambre emocional es una respuesta a alguna carencia interna, que se manifiesta como ansiedad. ¿La solución? Tratar la ansiedad. 

¿Qué debería comer?

Comer porque nos sentimos ansiosos puede generarnos serios problemas de salud como trastornos de la conducta alimentaria y sobrepeso. Pero aunque seamos conscientes de este riesgo, seguimos atracando el refri en busca de consuelo

Entonces, la solución no es dejar de comer sino comer bien. 

Los alimentos que nos levantan el ánimo son aquellos ricos en triptófano, que es un aminoácido esencial y para ser absorbido por el organismo, requiere estar acompañado de carbohidratos. Pero como decíamos al principio, comer con moderación es muy importante para no lograr el efecto contrario porque las fluctuaciones de azúcar en sangre pueden llevarnos a bajones del estado de ánimo. Los expertos recomiendan 3,5mg de triptófano por kilogramos de peso, al día.

  • Las proteínas en general y las frutas como el plátano son gran fuente de triptófanos. Ten en cuenta que no sólo hay proteína en la carne roja, también la encuentras en los huevos, los cacahuates, la avena, la soya, los camarones, la leche, las almendras, las lentejas, los frijoles y, por supuesto, en carnes blancas de bajo aporte calórico como la pechuga de pollo o de pavo. 
  • Los alimentos ricos en Omega 3 como los pescados azules (besugo, trucha, jurel, pez espada, sardinas frescas, atún fresco, salmón) no solo favorecen el sistema cardiovascular  sino que tienen un efecto calmante en el cerebro porque actúan directamente en los neurotransmisores.
  • Los alimentos ricos en azúcares naturales como las frutas (todas) y los lácteos nos ayudan a sobrellevar el estrés y nos dan la energía que necesitamos en momentos de ansiedad. 
  • Los alimentos ricos en vitamina B como las verduras de color oscuro (brócoli, espinacas, aguacate, etc.), los cítricos (naranjas, limones, kiwis...) y las legumbres, te mantienen con un buen estado de ánimo. La ausencia de vitamina B puede llevar a estados depresivos.

Sigo con ansiedad

Como decíamos al comienzo, la comida es parte de la solución pero no lo es todo. Si tus cuadros de ansiedad se dan en momentos específicos, en situaciones puntuales, debes analizar cómo resolverlo para no caer siempre en el mismo patrón de comportamiento, que te genera más ansiedad. 

Si la ansiedad es persistente y está interfiriendo con tu vida cotidiana, al punto de que no puedes tomar decisiones o relacionarte bien con las personas que te rodean, debes buscar ayudar profesional.

Una reflexión personal puede ser el punto de partida para mejorar tu situación:

  • ¿Cómo me relaciono conmigo misma(o)? ¿Me exijo mucho? ¿Me dedico poco tiempo exclusivamente a mí?
  • ¿Qué niveles de estrés estoy soportando? ¿Puedo delegar algunas tareas? ¿Puedo decir "no" a algunas tareas o propuestas?
  • ¿Cómo me siento con mi vida afectiva? ¿Estoy satisfecha(o)?
  • ¿Puedo sentarme a hablar con mi pareja sobre cómo nos estamos sintiendo en la relación? ¿Qué cambios podemos realizar para sentirnos mejor?
  • ¿Me siento bien conmigo misma(o)? ¿Qué me hace falta para sentirme plena(o)?
  • ¿Qué me apasiona? ¿Lo estoy haciendo?
psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario
1 Comentarios
  • Pamela Alcala

    Wow tremenda información. Me acaban de caer muchos 20s. Gracias, y a seguir estos consejos. Ya el hecho de leer esto, me ayuda mucho porque describe lo que siento. Gracias por esta pagina de gran bendición.

últimos artículos sobre ansiedad