Agotamiento emocional una consecuencia de la autoexigencia

El agotamiento emocional o cansancio mental puede ser una consecuencia de querer estar disponible las 24 horas para todo el mundo, menos para ti mismo.

27 DIC 2019 · Lectura: min.
Agotamiento emocional una consecuencia de la autoexigencia

El cansancio mental es cuando ocurre una sobrecarga de estrés. Por eso hablamos de "agotamiento emocional". Se trata de ir más allá de exigencias profesionales, son también las cargas familiares y los conflictos de pareja. 

Esto va ocurriendo en nuestro interior, es un proceso que poco a poco se va desarrollando hasta que nuestro sistema colapsa, demostrándolo a través de diferentes formas. 

La fatiga mental normalmente la acompaña un gran cansancio físico. Cuando ocurre la persona tiene una sensación de pesadez y una incapacidad para seguir avanzando. 

¿Cuáles son las causas del agotamiento emocional? 

La forma más sencilla de explicarlo es diciendo que se produce cuando existe un desequilibrio entre lo que damos y lo que recibimos. Es decir, las personas que son (sólo generosas) sufren porque dan todo lo que pueden de sí mismas y sin "esperar nada a cambio". Todo esto en el área profesional,  en la familia, con en la pareja y en cualquier aspecto de su vida. 

Por lo general pasa cuando:

  • Tener un empleo con un alto riesgo de ser despedido.
  • Estar en una familia con graves problemas que requiere de gran atención.
  • Vivir en una relación de pareja tóxica.


Si esperan que estés siempre disponible, como si no tuvieras necesidades o problemas... debes cambiarlo tu mismo. 

Los primeros síntomas de agotamiento emocional

Existen señales que debemos prestar mucha atención, aunque a veces no lo hagamos. Si realmente somos consciente de estas señales podemos estar a tiempo de que todo sea más complicado.

Agotamiento físico: aunque no hagas ejercicio ni si quiera largos paseos, te sientes cansado. Desde el primer momento en que te levantas

Insomnio: esa dificultad para dormir es un clásico porque quieres resolver todos los problemas que giran en tu cabeza.

Irritabilidad: ¿te enojas y pierdes el control? puede que también estes de mal humor y sensible a cualquier crítica. 

Falta de motivación: comienzas a actuar "en automático" es porque hay una pérdida del entusiasmo muy grande por actividades que antes te encantaban.

Distanciamiento emocional: es como si sintieras menos, te distancias de tus seres queridos aunque des todo por ellos. 

Pérdida de la memoria: estás tan saturado de información que olvidas fácilmente de las pequeñas cosas del día a día.

Dificultades para pensar: te confundes fácilmente y lo que parece sencillo cada vez te cuesta más procesar.

¿Cómo acabar con el agotamiento emocional? 

Suena obvio y lo es: hay que descansar. Incluso haciéndolo con una deconexión de los problemas. Necesitas tiempo libre para ti, para relajarte y estar tranquilo. ¿Cuánto tiempo tienes sin vacaciones? ¿hace cuánto no te escapas un día? Piensa que el agotamiento mental llegará tarde o temprano si llevas un estilo de vida que te conlleva a esto. 

Una solución en la cual también debes trabajar es en tener una actitud diferente hacia tus "obligaciones" y justamente analizar si debes encargarte de todo. Debes también dejar de lado el control y perfeccionismo.

Finalmente, es básico ser consciente de uno mismo. Un ejercicio que se debe hacer de forma diaria para respirar, ver las cosas desde otras perspectivas y conectrte contigo mismo. 

Si ya estás agotado emocionalmente un psicólogo puede darte más herramientas personalizadas para tu caso. 

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario