7 hábitos que dicen mucho sobre tu personalidad

Esto es lo que los expertos en comportamiento dicen sobre los hábitos y cómo también nos hablan mucho sobre el comportamiento de una persona.

26 FEB 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

7 hábitos que dicen mucho sobre tu personalidad

Puedes saber más sobre la gente mirándola. Incluso si quieres: no los escuches pero si míralos. Es que la gente muestra quiénes son realmente de maneras muy sutiles, incluso a través de sus hábitos. De hecho, sus elecciones y preferencias son casi tan reveladoras como su tipo de personalidad.

Descubre los hábitos que dicen mucho y revelan más de lo que te imaginas sobre tu personalidad:

1. Tics nerviosos

¿Eres un mordedor de uñas? Los científicos lo llaman "comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo". En un estudio de 2015 publicado en el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry, los investigadores analizaron las personalidades de las personas y luego las filmaron mientras se encontraban en una situación:

  • Extremadamente frustrante
  • Relajante
  • Aburrida

Todo para ver todo lo que pudiera surgir. Lo que se observó es que las personas que se tiraban del pelo o se mordían las uñas compulsivamente tendían a ser perfeccionistas y sus acciones eran el resultado de intentar aliviar el aburrimiento, la irritación y la insatisfacción. Porque es mejor hacer algo que nada, el comportamiento repetitivo es reconfortante.

2. La puntualidad

Un estudio publicado en el Journal of Research in Personality sugiere que la puntualidad es una evaluación precisa de los rasgos de carácter positivos. En el estudio, los investigadores pidieron a los participantes que completaran una evaluación de personalidad en casa y que vinieran al laboratorio para una experiencia de grupo. Analizando los tiempos de llegada de los participantes, encontraron que la puntualidad era más concienzuda y agradable: es decir llegar temprano estaba relacionado con el neuroticismo. Por lo contrario, los que llegaban crónicamente tarde tendían a estar más relajados.

3. Tus hábitos de compra

¿Quieres conocer mejor a alguien? Llévalo al centro comercial. Una serie de experimentos, publicados en el Journal of Consumer Research, revelaron que hay dos tipos de consumidores:

  1. El demonio de la explicación.
  2. El enemigo de la explicación.

Un demonio es el tipo que escruta meticulosamente cada botella de champú en el pasillo antes de conformarse con algo. Por otro lado, un enemigo decidirá rápidamente y se hará. Según los investigadores, los demonios tienen una alta puntuación en las medidas de pensamiento cognitivo, lo que significa que analizan la información hasta la muerte y están orientados a los detalles. Los enemigos de la explicación no se entienden bien con los detalles y prefieren información más general.

4. Los hábitos alimenticios

"Eres lo que comes" esto es un dicho muy sabio pero la ciencia sugiere que también eres la forma en que comes. Julia Hormes, psicóloga especializada en el comportamiento alimentario y Juliet Boghossian, experta en comportamiento alimentario en Los Ángeles, dijeron que los comportamientos alimentarios pueden decirnos mucho sobre la personalidad de una persona. Los que comen despacio tienden a ser personas que les gusta tener el control y disfrutar de la vida, pero los que comen rápido tienden a ser ambiciosos e impacientes. Los comedores aventureros son buscadores de emociones y tomadores de riesgos, mientras que los comedores quisquillosos son propensos a mostrar ansiedad y neurosis. Por último, si eres una persona a la que le gusta separar diferentes alimentos en su plato, eres muy cuidadoso y detallista en tu vida diaria.

5. La forma en que colocas el papel higiénico

El debate sobre la "forma correcta" de colgar el rollo de papel higiénico ha sido muy intenso desde la invención del rollo. Sin embargo, la terapeuta Gilda Carle afirma que puedes aprender más sobre la personalidad a través de la preferencias de cómo enrrollas el papel del baño. Ha entrevistado a 2000 hombres y mujeres para saber si cuelgan el papel higiénico al revés o debajo. También pidió a sus voluntarios que llenaran cuestionarios que probaran su asertividad - en una escala del 1 al 10 - en sus relaciones. Los resultados de la Dra. Carle sugieren que los que prefieren el método de la sobrecarga son más dominantes, mientras que otros tienden a ser más sumisos. (Algunos tipos extremadamente dominantes incluso admitieron haber cambiado la dirección del papel en los otros baños que visitaron).

Lo que comenzó como un ejercicio divertido se ha convertido en una herramienta de evaluación precisa. Mientras que añade humor a la conversación, también proporciona una visión de su compatibilidad con una pareja potencial, dijo Carle al Independent.

6. A la hora de elegir los zapatos

Un estudio publicado en el Journal of Research in Personality sugiere que se puede leer la personalidad de una persona a través de su elección de zapatos. Los voluntarios enviaron fotos de sus zapatos y luego completaron un cuestionario sobre sus rasgos de personalidad. Otro grupo miró las fotos y luego describió la personalidad del portador y fueron notablemente precisas. Medían:

  • La edad
  • Los ingresos 
  • La ansiedad por el apego de alguien

Todo basándose únicamente en los zapatos. Los resultados indican que las personas que usan zapatos cómodos tienden a ser relativamente agradables. Las botas son generalmente usadas por los más agresivos. Usar zapatos incómodos implica que usted tiende a ser una persona tranquila, mientras que los que tienen zapatos nuevos y bien mantenidos tienen un carácter más ansioso o pegajoso.

La gente te admira por eso, pero puedes sentirte un poco frío y competitivo. Si caminas con el pecho hacia delante, los hombros hacia atrás y la cabeza levantada (lo que es común para muchos políticos y famosos), eres divertido, carismático y socialmente adepto, aunque tiendes a ser el centro de atención. Si su peso está por encima de sus piernas, no hacia adelante o hacia atrás, usted está más interesado en las personas que en las tareas, y más enfocado en su vida personal que en su carrera. Eres genial cuando estás en una banda, pero tiendes a distraerte. Por último, si eres ligero de pies al caminar y tienes los ojos pegados al suelo, lo más probable es que seas introvertido y educado. Un estudio publicado en el Journal of Interpersonal Violence sugiere que

Los reclusos con tendencias psicopáticas podrían juzgar la vulnerabilidad y elegir a las víctimas potenciales simplemente observando la forma en que camina la gente.

7. Tu apretón de manos

Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology encontró que tu apretón de manos puede cambiar lo que la gente siente por ti. En el experimento, los jueces fueron entrenados para evaluar ocho características de un apretón de manos:

  1. Integridad del agarre
  2. Temperatura
  3. Sequedad
  4. Fuerza
  5. Duración
  6. Vigor
  7. Textura
  8. Contacto visual

Los resultados indican que los participantes con un apretón de manos más firme se describieron a sí mismos como más expresivos emocionalmente, extrovertidos y positivos que los demás. Aquellos con agarres más flojos eran más tímidos y neuróticos. Las primeras impresiones de los jueces se correlacionaron con esto: estuvieron de acuerdo en que los participantes con un apretón de manos más firme tenían más confianza y menos ansiedad social. Aquí hay algunas otras observaciones sobre lo que su apretón de manos dice de usted.

¿Y tú te identificaste con estos diferentes rasgos de personalidad?

Artículo inspirado en psychologue.net

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

PUBLICIDAD