7 cosas que tienen en común los que se han liberado sexualmente

Tener muchos amantes no siempre es sinónimo de una sexualidad plena y satisfactoria. Quédate leyendo para que comprendas la liberación sexual con 7 tips

17 NOV 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

7 cosas que tienen en común los que se han liberado sexualmente

Ser bueno en la cama o coquetear mucho no siempre significa sexo pleno y satisfactorio. Sin embargo, los afortunados que se suman a este grupo tienen rasgos en común que son imprescindibles para unirse a este selecto y placentero club.

1. Hablan de sexo

Cuando comencé a escribir sobre sexo, me di cuenta de la enorme distancia que nos separa de este estado idílico de "liberación sexual". Sé que la expresión es un poco vintage, los que lo prefieran pueden sustituirla por "vivir una sexualidad en toda regla" pero prefiero la primera porque la liberación es el verbo más apropiado para definir este estado de opresión en el que La sexualidad casi siempre se ha encontrado por diversas razones, como:

  • Puritanismo.
  • Religiones.
  • Presiones sociales.

Fue lo mismo empezar a escribir sobre sexo y convertirse en el anticristo. ¿Cuántas personas conoces que hablan abiertamente sobre su sexualidad, deseos, miedos y problemas? ¿Cuántos son capaces de decirle a su pareja lo que realmente le gusta y lo que no le gusta? ¿Cuántos pueden hablar seriamente de sexo, sin su humor, sin exageraciones ni alardes, y fuera de una cena con amigos donde el vino juega un papel catalizador? Bien, pronto se dará cuenta de que no estamos tan liberados como pensamos.

2. Sienten curiosidad por el erotismo

Mostrar curiosidad no siempre garantiza el éxito, por lo que muchos prefieren anclarse en prácticas conocidas y dominadas, así asegurar un final feliz. Pero la curiosidad es sinónimo de:

Vida.

  • Dinamismo.
  • Entusiasmo.
  • Creatividad.

Adjetivos que encajan muy bien con una interesante vida erótica. Para hacer la comparación entre sexualidad y turismo, te ponemos este ejemplo: El turista busca divertirse y viajar con un seguro a todo riesgo. El viajero, sin embargo, puede tener dificultades. Y de hecho, los más avanzados tienen un arsenal de anécdotas en las que las cosas se complicaron, pero eso es parte de la aventura. Siempre recomiendo a la gente hacer cosas diferentes, en contextos diferentes y de explorar nuevos caminos en su vida erótica.

La sexualidad es un terreno donde siempre se pueden descubrir cosas nuevas.

3. Saben decir que no

“Estar dispuesto a probar cosas no es sinónimo de dejarse hacer para complacer a los demás. Siempre tiene que haber consenso, y un no es un no, y un sí puede convertirse en un no la próxima vez si la persona lo elige. No tienes sexo para satisfacer a otro, sino para disfrutar y tener un orgasmo. Esta idea no es contraria a intentar cosas que en un principio pueden no agradarnos (como en cualquier ámbito de la vida), pero siempre debes hacerlo desde la propia decisión y no de impuestos. La consigna no es imponer; aunque sea deseable que, de vez en cuando, vayamos más allá de lo que sentimos o no y juguemos con nuestros límites.

Las personas más expertas y maduras son las que practican el arte de decir no, cuando lo consideran oportuno. También se ha demostrado que las adolescentes que han recibido educación sexual son más capaces de elegir a su pareja, sus relaciones sexuales y están menos influenciadas por las presiones que puedan ejercer los novios o un grupo de amigos en este ámbito.

4. Conocen y aman sus cuerpos

Practicar el autoerotismo es fundamental para descubrir nuestros mecanismos de placer, porque otra característica de quienes mantienen una sexualidad sana es que no creen en dichos como "no hay mujeres frígidas sino hombres sin experiencia". Sin embargo, si nosotros mismos no sabemos qué desencadena nuestros escalofríos, ¿cómo podemos esperar que otros lo descubran?.

“Cronológicamente, nuestra excitación sexual tiene que comenzar con nosotros mismos y luego incorporar a otra persona. Y esto es muy cierto en el caso de los adolescentes, que primero comienzan a masturbarse y luego a tener relaciones sexuales. En las mujeres, sin embargo, este no fue el caso hasta hace unos años. Por lo general, comenzaban haciendo el amor con una pareja y luego se volvían un poco de autoerotismo decepcionado, al ver que el placer vendido era coitocéntrico y poco adecuado para ellas. Afortunadamente, esto está cambiando y cada vez más.

“Las adolescentes saben que explorar su cuerpo es una asignatura obligatoria para dar el siguiente paso”, explica Rotella.

Por otro lado, quienes pueden presumir de sentirse cómodos con su sexualidad saben que el atractivo sexual, tiene poco que ver con su apariencia. Algunos estudios muestran que lo que importa es:

  • 10% apariencia física.
  • 30% espíritu.
  • 60% personalidad, carisma y actitud.

Esta extraña fórmula está dirigida al subconsciente y puede ser muy variable, porque nos gustan las luces (virtudes) pero también las sombras (defectos). 

5. Son tolerantes con otras sexualidades

"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé tu derecho a decirlo hasta la muerte", podría aplicar al campo erótico y ver cuántas personas realmente se suscriben.

Sin tener que perder la vida, solo aceptando y respetando la infinita variedad de opciones sexuales.

Un vistazo a los periódicos revela que no somos tan tolerantes como pensamos. Quizás ya se asume la homosexualidad , pero ¿qué pasa con las parejas abiertas, el poliamor , los niños trans pueden ir a la escuela en silencio? aún somos poco tolerantes.

“Hay una palabra que no existe en la sexualidad: normal".

Aquí no hay nada normal ni anormal, ya que cada persona o pareja es diferente y debe construir su propia identidad erótica a medida, sin etiquetas, explica Rotella.

6. Distinguen entre amor y sexo

Hay sexo y hay amor pero los dos son conceptos diferentes, aunque pueden convivir en momentos felices, en los que se potencian sus cualidades. “El amor es el ingrediente secreto del sexo”, decían en la película Nymphomaniac (2013), pero el sexo también es una de las formas más populares de lograr el amor.

Otra cosa diferente es la idealización del amor, conocido como amor romántico. “Un concepto nacido dentro del patriarcado y que ha hecho mucho daño en su afán por concebir cómo deben ser las relaciones románticas entre hombres y mujeres”, dice Rotella. “Qué hacer o no, qué se podía esperar del otro, las pruebas de amor que se pedían entre ellos. Aunque todo parece muy pasado de moda, el mito sigue existiendo y está viviendo un cierto resurgimiento en las nuevas generaciones, que utilizan las redes sociales como herramienta para hablar y comunicarse con su pareja, pero también para controlarla en todo momento. 

Los jóvenes se involucran rápidamente en relaciones serias porque es como un rito de iniciación, es la entrada a la edad adulta, es es sinónimo de éxito. 

Estas relaciones deben construirse por sí mismas, independientemente de lo que se entienda por amor romántico, que solo ahoga e impide la libertad de la pareja.

7. Su sexualidad no tiene un propósito utilitario sino hedonista

El sexo pierde su independencia cuando comienza a utilizarse como moneda de cambio o chantaje para obtener determinadas cosas. Y eso no solo sucede en los burdeles, sino también en algunas relaciones.

Es bueno recordar que la liberación sexual de la mujer no solo se logró gracias a la invención de los anticonceptivos (que también tuvieron su papel determinante). El factor desencadenante fue la integración masiva de la mujer al mundo laboral y, en consecuencia, su independencia económica. Con la crisis, el desempleo y la brecha salarial de género, esta independencia está en peligro y podemos hacer muchas leyes contra el abuso y la violencia doméstica, de poco servirán si las mujeres no lo hacen. También podemos ver que el mal tiempo lleva a las mujeres a buscar marido con quien vivir más cómodamente.

Si quieres hablar sobre tu sexualidad, o si tienes algún problema ahí, nuestros terapeutas están a su disposición para discutirlo juntos y acompañarte en el camino hacia la realización. Si te queda mucho camino por delante, recuerda que los psicólogos están disponible para apoyarte y que todo sea más eficiente.

 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Bibliografía

Barber, N. (2002). The science of romance: Secrets of the sexual brain. Amherst, NY: Prometheus. Guttentag, M. & Secord, P. (1983). Too many women: The sex ratio question. Beverly Hills, CA: Sage.

Langford, C. M. (1991). Birth control practices in Great Britain: A review of the evidence from cross-sectional surveys. Population Studies, 45, S49-68.

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre autoestima