7 cosas que hacen las personas adictas al amor

¿Sabes cómo reconocer la dependencia emocional? Hoy te compartimos 7 cosas que hacen las personas adictas a las relaciones amorosas.

12 NOV 2020 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

7 cosas que hacen las personas adictas al amor

La tentación a la adicción a las relaciones existe. Por eso queremos explicarte un poco la raíz de cómo centrarse en las relaciones.  La clave para saber qué tan vulnerable eres a la adicción a las relaciones es concentrarte en tu lado de la ecuación. Debe preguntarse: "¿Tengo una personalidad dependiente o tiendo a mostrar rasgos de personalidad dependientes?" Si lo hace, es probable que estos rasgos aparezcan en sus relaciones.

Aquí hay 7 rasgos asociados con una personalidad dependiente. Cabe destacar que no siempre son fáciles de identificar y comprensiblemente es difícil para las personas mirarse tan profundamente en el espejo. Cada uno llegará a una encrucijada en la que tendrá que decidir continuar por el difícil camino del autodescubrimiento. Aquellos que se encuentren dependientes llegarán y esperemos que estos 7 rasgos le ayuden a encontrarse:

1. Necesitan apoyo en decisiones cotidianas

A las personas dependientes les resulta difícil tomar decisiones cotidianas sin asesoramiento y seguridad. La clave aquí son las decisiones del día a día. Si desea hacer un cambio importante en su vida, por supuesto, hablará sobre su decisión y obtendrá la opinión de su familia y amigos. Pero una personalidad dependiente se enfrenta a las decisiones del día a día en una posición de vacilación y miedo. La dificultad es el terror a cometer errores.

2. Esquivan responsabilidades importantes

Lo que ocurre es que necesitan que otros asuman la responsabilidad de muchas áreas importantes de sus vidas. Buscar ayuda de otra persona en un área importante de la vida es una cosa. Esperar a que esa otra persona asuma la responsabilidad es otra. Las personas con personalidades dependientes ceden el control de las principales áreas de su vida a otra persona por miedo. Los desafíos de la vida pueden adquirir la dimensión de dificultades insuperables y, por tanto, parecen imposibles de afrontar solo.

3. Evitan los desacuerdos

Les resulta difícil estar en desacuerdo con los demás por miedo  ¿Alguna vez has visto esa frase irónica que dice: "Todos tienen derecho a tener su propia opinión, siempre que estén de acuerdo con la mía"? Es decir, "tengo derecho a mi propia opinión, siempre que esté de acuerdo con la tuya". Una persona dependiente no se siente digna de expresar o tener una opinión diferente a otra que siente que necesita.

4. Les resulta difícil iniciar proyectos

Lo que sería igual a realizar cosas por su cuenta. Los adictos temen la exposición porque puede hacer que otros se den cuenta de lo "inútiles" que son. Temen tener fallas y debilidades vistas por el público. Las personas dependientes evitan el fracaso evitando tomar la iniciativa. No se ponen delante de los demás tomando la iniciativa o prometiendo resultados. Si creen que están condenados a una tarea, no están motivados para participar en esa tarea; están bastante motivados para evitarlo.

5. Se sienten ansiosos cuando están solos

Incluye también cuando piensan que están solos, quizá no es presencialmente. Las personas con adicciones suelen esperar lo peor. No se sienten capaces de vivir sus propias vidas sin los demás. Estar solo significa estar desprotegido y vulnerable. La idea de estar solo para lidiar con lo que sea que les depare la vida "peor" es simplemente abrumadora. Los adictos creen de todo corazón en la Ley de Murphy: cualquier cosa que pueda salir mal, saldrá mal.

6. Asumen la responsabilidad cuando suceden cosas malas

Obviamente nos pasan cosas: a veces estas son malas. Las personas adictas a las relaciones amorosas, que no se aman ni confían lo suficiente en sí mismas, rápidamente asumen la responsabilidad de estas cosas malas, incluso si el juicio no es razonable. Ellos requisarán la culpa de eventos, circunstancias e incluso otras personas.

7. Son incapaces de defender fronteras personales

El único límite real que tiene una persona dependiente es estar dentro de los límites de una relación deseada. Aparte de eso, todos los demás límites personales son fluidos y negociables para mantener la relación deseada. La voluntad de negociar los límites personales de una relación crea vulnerabilidad. Ciertos tipos de personalidad buscan aprovechar este tipo de vulnerabilidad. Están demasiado dispuestos a saber cuánto está dispuesto a dar una persona dependiente. Y esta reserva de necesidades nunca se llena; la persona dependiente no parece dar lo suficiente para cubrirlo.

 

Aceptar la verdad, aunque difícil, es el camino hacia la libertad. 

El adicto ha gastado tiempo y energía tratando de mantener relaciones que constantemente amenazan con desvanecerse. Para sanar, la persona adicta debe ver el valor de dedicar tiempo y energía a construir relaciones basadas en la verdad.

Recuerda que si intentas salir de esta situación sola/o te llevará mucho más tiempo o será misión imposible. Por eso es importante recordarte que la guía de un profesional de la salud mental: es la clave para dejar esta adicción a las relaciones amorosas que justamente no te generan paz ni amor a tu alma. 

PUBLICIDAD

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Bibliografía

PsychCentral, Síntomas de codependencia, Darlene Lancer.

El guardián, Cómo te apegas a las personas puede explicar mucho sobre tu vida interior, Elitsa Dermendzhiyska

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre codependencia