Acceso Centros Añade tu centro gratis

1 de cada 115 niños mexicanos sufre de los trastornos del espectro autista ASD

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psico.mx

Cerca de 6.200 niños nacen con autismo en México cada año, pequeños que pueden crecer para vivir una vida plena si sabemos cómo tratarlos y satisfacer sus necesidades.

5 DIC 2019 · Lectura: min.
1 de cada 115 niños mexicanos sufre de los trastornos del espectro autista ASD

Todos hemos escuchado una y otra vez del autismo, pero pocos conocemos sus particularidades y, a ciencia cierta, qué significa. Ante todo, el autismo no es uno solo.

Lo que consideramos autismo, generalmente es una categoría general denominada trastornos del espectro autista o ASD, por sus siglas en inglés. Lee detenidamente, descubre cuáles son sus particularidades y aprende cómo garantizar las mejores condiciones de vida a los niños que padecen del ASD.

Para empezar, se consideran trastornos del espectro autista: 

  • Trastorno autista.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera (PDD-NOS)
  • Síndrome de Asperger, entre otros.

Los trastornos del espectro autista tienen como déficit central las discapacidades sociales. Los ASD tienen grandes carencias en las interacciones sociales y en la comunicación, así como la existencia de comportamientos e intereses poco comunes, inusuales y repetitivos. Es considerada una enfermedad que afecta el desarrollo del cerebro y que afecta la forma en la que se interactúa con el mundo que lo rodea.

Algunos elementos que podemos notar y que son indicios de algunos de los trastornos del espectro autista son: 

  • No responder al nombre para cuando ya cumplieron un año. 
  • Tiene intereses poco usuales. 
  • No indican lo que les llama la atención, por ejemplo si algo les parece interesante no lo señalan con el dedo.
  • No jugar juegos de simulación, como dar de comer a un muñeco o jugar al doctor. 
  • Evitan el contacto visual.
  • Evitan el contacto con otras personas, especialmente en la parte física. 
  • Suelen tener hipersensibilidad olfativa, táctil, auditiva u olfativa. 
  • Tienen comportamientos extraños y repetitivos, como caminar de una forma particular, mover la manos de forma específica o palabras.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, 1 de cada 68 niños padece de algún trastorno del espectro autista mientras que en México, según datos entregados por el gobierno de México, la cifra oscila en 1 de cada 115-120 personas, naciendo cada año 6.200 personas con ASD pero siguen sin existir datos certeros.

A su vez, los trastornos del espectro autista afectan mucho más frecuentemente a los hombres que a las mujeres, con cuatro veces más casos en ellos que en ellas.

Los trastornos del espectro autista no tienen cura, pero con tratamiento y cuidados apropiados, los niños pueden mejorar de manera considerable su calidad de vida. 

Autismo

¿Cómo se diagnostica el ASD?

Cada caso de trastorno de espectro autista es diferente, aunque compartan características similares. Los padres pueden darse cuenta de que algo no está bien con sus hijos en las interacciones diarias, como ya te lo explicamos, pero es usualmente el pediatra o médico general quien, durante los controles periódicos, el que distingue algunos síntomas y deriva la atención a un especialista, que tendrá en cuenta los criterios Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5 de la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría. 

"El autismo es parte de mi hijo, no es todo lo que él es. Mi hijo es mucho más que un diagnóstico" -S.L. Coelho.  

El psicólogo podrá hacerte preguntas sobre el pequeño acerca de su desarrollo:

  • Cómo son sus interacciones sociales, habilidades de comunicación y conducta.
  • También puede realizarle pruebas de miden el habla y el lenguaje, así como su nivel de desarrollo.
  • Realizar ejercicios sociales con el pequeño para establecer sus interacciones y su forma de comunicación.
  • Incluso puede recomendar análisis genéticos, para establecer si tiene algún problema como el síndrome del cromosoma X frágil o el  síndrome de Rett, entre otros.

¿Cómo tratar a un niño con trastornos del espectro autista?

No hay medicamentos para curar el autismo ni para sus síntomas principales. Es importante identificar con rapidez los indicios que nos pueden indicar que nuestro pequeño padece de ASD.

Temprano diagnóstico del autismo

Hay varios tipos de tratamiento entre los que se destacan enfoques en torno al comportamiento y la comunicación, los cuales ofrecen una estructura, dirección y organización para el niño, además de permitir una participación familiar. 

Entre los enfoques en torno al comportamiento y la comunicación se encuentran:

  • Análisis conductual aplicado: El análisis conductual aplicado, conocido también como el ABA, fomenta niños comportamientos positivos en los niños y desalienta los negativos, esto con el fin de mejorar una serie de  destrezas de los pequeños. 
  • Sistema de comunicación por intercambio de imágenes: Este tratamiento usa imágenes para ayudar a enseñar destrezas de comunicación a los niños. Se enseña a los niños a hacer preguntas y brindar respuestas con base a dibujos, símbolos e imágenes. 
  • Terapia de integración sensorial: Esta ayuda a la persona a lidiar con la hipersensibilidad de los niños con autismo.
  • Enfoque basado en el desarrollo, las diferencias individuales y las relaciones interpersonales: Este tipo de terapia se basa en el desarrollo emocional y en las relaciones, además de lidiar también con la sensibilidad que le producen los estímulos.
  • Terapia ocupacional: Le enseña destrezas a las personas con autismo para que puedan ser lo más autónomos e independientes posible. 
  • Terapia del habla: Ayuda a mejorar las destrezas del habla y a tener una adecuada comunicación.

Acompañamiento terapéutico

También se realizan enfoques en la alimentación, que si bien no resultan en todos los casos pueden contribuir con algunos niños. Esto incluye eliminar algunos alimentos en la dieta del pequeño y la inclusión de suplementos vitamínicos o minerales.

Siempre este tipo de terapias tienen que ser asesoradas por un nutriólogo para establecer que el niño está recibiendo las vitaminas, minerales y nutrientes necesarios. Otras terapias que se usan son de medicamentos, medicina complementaria y alternativa.  

"No temas a las personas con autismo, abrázalas. No fastidies a las personas con autismo, no le niegues a las personas con autismo la aceptación. Entonces, sus habilidades brillarán"-Paul Isaacs.  

Tenemos que recordar que, pese a que los trastornos del espectro autista no tienen cura, el pequeño puede mejorar y en muchos casos ser una persona completamente funcional. Lo importante es que llenemos de amor a nuestro hijo y siempre contemos con el asesoramiento y guía experta de un profesional capacitado y titulado, que pueda emplear el tratamiento que se adecue de mejor manera a la particularidades de nuestro pequeño.

psicólogos
Linkedin
Escrito por

Psico.mx

Deja tu comentario

últimos artículos sobre autismo